Gobierno desecha “estado intermedio” y decreta “estado de emergencia” en Macrozona Sur

    299

    Izkia Siches:“Queremos enfatizar que nuestro Gobierno está comprometido con una agencia de reconocimiento de nuestro pueblos indígenas, con los que tenemos una deuda centenaria”.

    El cambio

    Tras semanas de discusiones, la noche de ayer la ministra del Interior Izkia Siches anunció que el Ejecutivo aplicará estado de emergencia para la conflictiva macrozona, apartando la primera medida que tenía relación en crear un estado de excepción intermedio.

    La medida estará vigente solo en las provincias de Arauco y Biobío (octava región) y la Araucanía (IX), con el objeto de proteger rutas y carreteras en la zona.

    Asimismo, anunció otras propuestas en torno al conflicto mapuche, como la solicitud de acompañamiento de la ONU para dialogar, una millonaria inversión pública en la zona y pedirán al Ministerio Público un fiscal especial para investigar organizaciones criminales en la Macrozona sur.

    Ministra del Interior y el conflicto

    Siches señaló: “Es evidente que en el último tiempo hemos tenido un aumento de los actos de violencia en las rutas, hemos sido testigos de cobardes ataques, como el que sufrió Ciro Palma. También hemos visto cortes extendidos de carreteras, que ponen en riesgo el libre tránsito y cortan la cadena de suministro, aumentando el costo de la vida en las zonas más rezagadas de nuestro país”.

     “Hemos decidido de hacer uso de todas las herramientas del Estado para brindar seguridad a nuestros ciudadanos y ciudadanas, decretando Estado de Emergencia para el resguardo de las rutas de la provincia de Arauco y Bío Bío, y la región de La Araucanía”, afirmó la ministra.

    Otras medidas

    Con el fin que se produzca un acercamiento al pueblo mapuche, el gobierno impulsó otras medidas como solicitar cooperación de la ONU para iniciar un diálogo entre Estado y el pueblo originario.

    Al respecto, Siches expuso: “Queremos enfatizar que nuestro Gobierno está comprometido con una agencia de reconocimiento de nuestro pueblos indígenas, con los que tenemos una deuda centenaria”.

    La restitución de tierras, otro eje fundamental para comenzar a resolver el conflicto. “Hemos mandatado a las nuevas autoridades de Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), para reactivar la compra de predios, duplicando el presupuesto asignado en la compra de tierras”, dijo.

    En segundo término, sostuvo que reactivarán el proyecto de ley que crea el Ministerio de Pueblos Indígenas para “fortalecer la capacidad del Estado para atender las necesidades de nuestros pueblos”.

    Finalmente, también se planteó una inversión millonaria para la zona, de cerca de $400 mil millones en obras públicas y de desarrollo para el sur del Bío Bío y la región de La Araucanía.