Tras rastreos infructuosos realizados por efectivos de la Brigada de Ubicación de Personas de la PDI, labor que se realizó en conjunto con peritos del GOPE de Carabineros, se verificó el hallazgo del cuerpo sin vida de un masculino adulto al interior de una propiedad privada.

Lo anterior en el desarrollo de peritajes que se realizaron a consecuencia de la denuncia de presunta desgracia respecto de Samuel González Leiva.

Información confirmada por familiares, precisaban que tras la entrevista a personas que frecuentaban al mencionado se abrió la posibilidad que se haya precipitado a un canal, a la altura del restaurant la “Vaquita Echá”.

Familiares y amigos lo buscaron sin éxito, solicitando el secado del torrente, lo que ocurrió el pasado jueves y en el que participó personal especializado, recorriendo los canales regadío El Cruceral y El Llano.

Lo anterior significó un recorrido de aproximadamente 7 kilómetros considerando el punto más conocido en donde Samuel podría haber estado por última vez.

HALLAZGO

Esa tarea terminó sin resultados, pero después se verificó el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre adulto, el que se encontraba al interior de un tranque de regadío ubicado al interior de un fundo privado.

Al sitio del suceso concurrió personal de la PDI que participaba en la búsqueda y peritos de la Brigada de Homicidios de la institución, sin que pudiera verificarse si se trataba de la persona desaparecida, al menos de manera científica, proceso que debería quedar resuelto en estos días.

Cabe señalar que bomberos instaló un puesto de comando para iniciar el rastreo complementando el trabajo de búsqueda anterior, siempre dirigidos y coordinados por la PDI, cuando se conoció que un trabajador realizó el hallazgo de un cuerpo sin vida.

Tras la verificación se dio cuenta al Ministerio Público y se efectuó el retiro del cadáver que, por los primeros antecedentes, llevaba varios días en el lugar.

De acuerdo a lo que se señaló, en la comuna de Pirque no existirían otra de las mismas características y el lugar del hallazgo está a más de cinco kilómetros del lugar de la presunta caída al canal.