El mes de septiembre da inicio a la temporada de juegos típicos, asados y juntas familiares. Si bien este año las celebraciones serán distintas para muchos debido a la crisis sanitaria, los resguardos para niños y adultos en casos de accidentes permanecen.

Dr. Alfredo Labarca, urgenciólogo de HELP:

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA

La intoxicación alimentaria se produce, en la mayoría de los casos, cuando las personas tienen mala higiene alimentaria y se contaminan las comidas, ya sea con gérmenes derivados de un mal lavado de manos, por el no uso de agua potable o al romper la cadena de frío por dejarlos fuera del refrigerador por mucho tiempo. Este suele ser el caso de la mayonesa, leche, cremas o postres.

Las causas más frecuentes tienen relación a los organismos infecciosos, entre ellos las bacterias, virus y parásitos o toxinas provenientes de ellas. También ocurre por consumir mariscos crudos, frutas y verduras sin lavar o mal lavadas, carnes crudas o poco cocinadas. Otro factor común, es la contaminación cruzada, es decir, cuando se juntan alimentos crudos y alimentos cocidos en la misma área donde se prepara.

Entre los gérmenes responsables, se encuentran Botulismo, Enteritis por Campylobacter, Enteritis por Escherichia Coli, Cólera y Parasitosis intestinales.

Generalmente los síntomas se presentan entre dos a seis horas después de ingerir el alimento contaminado, sin embargo, el tiempo dependerá de la cantidad de gérmenes o toxinas que la persona haya consumido.

Algunas de las recomendaciones son consumir alimentos tratados higiénicamente, conservar carnes rojas y blancas siempre refrigeradas, y si se van a consumir mariscos que sean bien cocinados. Además, no olvidar mantener una correcta higiene personal y usar agua potable o hervida para cocinar y beber.

ATRAGANTAMIENTO

Uno de los ejercicios que se puede realizar cuando se está en presencia de una asfixia por atragantamiento, es la maniobra de Heimlich. Esta es una maniobra de primeros auxilios que nos va a ayudar desobstruir la vía aérea en caso de asfixia por algún cuerpo extraño. En los niños podría ser algún juguete o algún alimento y en adultos, generalmente comida o algún objeto cómo prótesis, sobre todo en los adultos mayores.

El tiempo de reacción ante este tipo de situaciones es importante, son muy pocos los minutos en los que se puede producir una asfixia, en tres minutos el paciente ya puede perder la conciencia. Por lo tanto, apenas uno se percate de que está ocurriendo esto, se deben comenzar las maniobras de forma inmediata.

En el caso de que no funcione y la persona pierde la conciencia, debe recostarlo en el piso y llamar a un servicio de rescate. Los especialistas realizarán la maniobra de reanimación cardiopulmonar que son las compresiones torácicas.

HILO CURADO

La temporada de juegos típicos y el volantín se transforma en una de las entretenciones de adultos y niños, sin embargo, la atención debe estar en los niños, donde se producen un importante aumento de accidentes en relación a esta actividad. Los atropellos y heridas por el uso del hilo curado se ven incrementados en forma importante en estas fechas.

Los motociclistas pueden verse más afectados sobre todo por el aumento de los delivery producto de la pandemia, el hilo curado puede llegar a transformarse en un arma mortal, ya que puede incluso cortar un casco.

El uso del hilo curado genera cortes en los hilos normales y que el volantín se vaya por el aire y los niños ingresen a las autopistas con el inminente riesgo de ser atropellados, muchas veces con consecuencia fatales. Otros accidentes producto del uso de este hilo prohibido, son los riesgos de electrocución al hacer contacto con líneas de alta tensión del tendido eléctrico.  

El llamado es a la entretención con responsabilidad, el hilo curado puede provocar heridas y atropellos muchas veces con consecuencias fatales. Es por ello que los niños siempre deben estar en compañía de adultos y en espacios abiertos sin tendido eléctrico cercano ni autopistas o calles con alto tráfico vehicular.