Un hecho lamentable y que enluta a una familia de la población Maipo ocurrió en la playa de El Yeco, en la comuna de Algarrobo, en la Región de Valparaíso, cuando un hombre de 61 años de edad, junto a su nieta de 11 años, fue arrastrado por la fuerza del oleaje en un sector no habilitado para el baño.

¿Qué pasó?

Testigos señalaron que el abuelo identificado como Héctor Andrés Moreno Donoso puso a la menor en sus hombros logrando sacarla de la zona más peligrosa, sin embargo, no puso salir de la corriente, siendo arrastrado por el mar. Según este relato, el hombre mantuvo a salvo a la niña hasta que llegaron salvavidas al rescate, pero no pudo salvar su propia vida y murió tras ser arrastrado por la marea, según relató Valparaisoinforma

Héctor Andrés Moreno

De acuerdo a lo que se informó, el sector de la playa donde se produjo la tragedia  no está habilitado para el baño y no contaba con salvavidas cercanos por lo que gracias a un llamado de emergencia se pudo ir en auxilio de las personas.

INFORMACIÓN OFICIAL            

Según explicó el Teniente Primero Francisco Currieco, capitán de Puerto de Algarrobo “Durante la tarde recibimos el llamado de emergencia a través del teléfono 137, donde advertía que dos personas en el sector de la playa El Yeco corrían peligro de inmersión en el borde costero, así que decretada la emergencia se desplegaron los medios de la Armada de Chile, tanto terrestres como marítimos y aéreos”.

PESAR Y DESCONSUELO

Tras su despedida en el Cementerio Parque Cordillera de Puente Alto, solo reinaba el desconsuelo en el domicilio familiar ubicado en el pasaje Federico García Lorca, de la población Maipo.

Sin asimilar del todo la repentina muerte de Héctor Andrés Moreno Donoso, su hija Karla conversó con “Puente Alto al Día”, aportando detalles de las características humanas y profesionales que caracterizaron a su padre.

Karla Moreno

Puentealtino de toda la vida, Héctor se encontraba laboralmente activo prestando servicios por más de 18 años en la empresa Carozzi, en la que era operario y en la que destacó formando a las nuevas generaciones.

Calificado como buen Cristiano, cercano a la Iglesia y muy querido, en sus tiempos de juventud estuvo vinculado al Club Deportivo Huracán, de esta comuna.

Viudo desde hace un año y medio debido a un agresivo cáncer que atacó a su esposa, Héctor Moreno es recordado por Karla como “un hombre ejemplar, muy buen padre y muy dedicado a mi mamá. Siempre fue una buena persona”. Y agregó: “En el cementerio sus conocidos hablaron muy bien de él”.

Al referirse a las circunstancias que rodearon el fatal accidente, preciso que esa tarde salieron a caminar (llevaban una semana de vacaciones en el sector), nunca se estuvieron bañando, pero repentinamente una ola tomó a su hija de once que caminaba junto a su tata y la mascota de la familia.

El hombre en una acción heroica no lo pensó dos veces y salió al rescate de su única nieta. Ellos estaban en la orilla, ni siquiera se estaban bañando”, pero en cosa de segundos se desató la tragedia. “la marea subió y los botó a los dos, mi papá por ayudarla se fue con ella y ya poco se podía hacer. Dio la vida por su única nieta”, describió, indicando que el detalle de causa de muerte iba a ser puesto en conocimiento de la Fiscalía en fecha no determinada.