El hecho será investigado por 120 días, mientras el uniformado deberá permanecer en un recinto policial de Pudahuel Norte.

En horas de esta tarde tras una extensa audiencia de formalización de cargos por el delito de homicidio frustrado, el juez Jaime Fuica del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, resolvió que el uniformado Sebastián Zamora Soto de 22 años deberá permanecer en prisión preventiva en un recinto dispuesto por la Institución, en este caso de Pudahuel Norte.

Zamora Soto, fue detenido durante la tarde del sábado, luego de su participación en el accionar que terminó con el adolescente Anthony de 16 años cayendo desde el puente Pío Nono al Río Mapocho.

En los antecedentes expuestos la Fiscal de Alta Complejidad, Ximena Chong, señaló que le imputado actuó  “habría impulsado al joven de 16 años, lo que habría provocado su caída”.

Aquello según la persecutora se pudo observar “a través de videos obtenidos desde de medios de comunicación, redes sociales, pero también de otros elementos audiovisuales obtenidos incluso de las cámaras corporales portadas por funcionarios de Carabineros y cámaras de seguridad existentes en el sector, además de tomar declaración a testigos de los hechos”.

Varios de esos registros -ya conocidos- dieron cuenta según afirma de una “acción homicida del imputado respecto de la víctima” ya que “el imputado, quien también corría como se indicó, se abalanza en diagonal contra el adolescente, tomándolo con sus brazos e impulsándolo de tal forma que lo eleva sobre la baranda y lo hace caer de cabeza hacia el río Mapocho”.

En ese mismo sentido, indicó que luego de que el menor cayera, resultando con fracturas múltiples (debiendo ser intervenido en la Clínica Santa María), practicamente no recibió ayuda en ese momento por los uniformados que eran parte de la intervención.

 “La enfermera que atendió al joven indicó que no había personal de carabineros cuando el paciente ingresó a la clínica y que tampoco vio a personal de la institución resguardando o realizando diligencias en la clínica”, señaló Chong, enfatizando que “el funcionario de carabineros no realiza ninguna acción orientada a evitar la caída y tras constatar lo referido y observar a la víctima boca abajo e inmóvil dentro de las aguas del río, junto al resto de los funcionarios se retira del lugar”.

Finalmente, para el Juez Fuica los antecedentes expuestos configuran un “dolo eventual” por parte del funcionario policial y de ninguna manera hasta ahora podría acreditarse que sea una caída fortuita; otorgó su prisión preventiva en un recinto policial de Pudahuel Norte por un plazo de 120 días.