En una breve ceremonia, se dieron cita autoridades y constituyentes en el ex Congreso Nacional, para dar comienzo a la versión oficial de la Nueva Carta Magna de Chile.

¿Qué pasó?

Con un retraso de aproximadamente media hora, se dio inicio a la ceremonia de entrega del texto definitivo de la nueva Constitución, que será plebiscitada el próximo 4 de septiembre, donde el sufragio será de carácter obligatorio.

El acto –desarrollado en el ex Congreso Nacional-, contó con la presencia del Presidente Gabriel Boric, constituyentes y diversas personalidades del género político. La bienvenida fue realizada por la Presidenta de la asamblea, María Elisa Quinteros, quien valoró con “profunda satisfacción” el resultado del proceso, tras “un año de intenso y riguroso trabajo”, que dio fruto a “la primera Constitución paritaria del mundo”.

“Nos movilizó la convicción y la esperanza de un nuevo acuerdo, del que todas y todos podíamos ser parte, siempre en el marco del respeto de los valores republicanos que han sido referentes para el progreso de nuestra patria. Todo eso se refleja en esta propuesta, en primer lugar, porque supimos dar una respuesta pacífica a demandas ciudadanas, lo que demuestra nuestra capacidad de colaborar y crecer en conjunto”, puntualizó Quinteros.

Es la primera vez en la propuesta final, que se llevó a cabo una elección democrática, paritaria y con representantes de una diversidad pocas veces antes vista; cabe decir que el trascendente documento contendrá 388 artículos y 57 disposiciones transitorias.

Campillay y el próximo plebiscito

En tanto, la senadora Fabiola Campillay se mostró satisfecha por el término del período de un año, que llevó a cabo consensos y desacuerdos, sin embargo finalmente se concreta un afanoso trabajo. La parlamentaria declaró: “Contentos todos, porque hoy se termina una nueva etapa de este proceso, es un hito histórico”.

Con respecto al plebiscito que se viene, Campillay comentó que saldrán a las calles a informar, para que la ciudadanía vote con raciocinio y desmarque la decisión del Ejecutivo. “La nueva Constitución no tiene nada que ver con el Gobierno, démosle adelante y leamos para que sepamos de que se trata”, puntualizó la senadora.

Escueto discurso de Boric

El Mandatario en su alocución de siete minutos, la inició diciendo: “Ha tenido que pasar mucho, muchos sacrificios de vidas para poder discutir una Constitución que nazca de un debate democrático”.

Destacó asimismo, que a pesar de las diferencias que originaron la redacción del texto, los chilenos se unieron para optar por la democracia.

“Este proyecto de Constitución y el Plebiscito que se desarrollará el 4 de septiembre no es ni debe ser un juicio al Gobierno”, remarcó Boric, solicitando además no descalificar al que “piensa distinto”.