“Narco Brujos”: Traficaban encomendados a la magia negra

0
2911

Ni la magia negra, ni los pactos con los seres del más allá le sirvió a una banda de traficantes desarticulada por la Brigada Antinarcóticos Sur.

En los operativos que se desarrollaron en Iquique, comunas de Santiago y en la villa Nocedal de esta ciudad, se detuvo a siete personas, se incautaron armas, munición y más de 115 kilos de drogas, dejando al descubierto una suerte de altar para rituales.

De acuerdo a lo que se informó, la investigación tiene una data de aproximadamente seis meses, tiempo en que se estableció que el grupo delictual distribuía la droga en esta comuna.

La operación denominaba “Narco Brujos” debido a que cada vez que iba a traficar, desde que iban a buscar la droga, cuando venían en camino y cuando llegaban a los puntos de distribución, la actividad era encargada a un brujo que les daba limpieza y la certeza de que no estaban siendo seguidos ni investigados.

Claramente, algo falló en el ritual y la astucia de los detectives los hizo caer.

Las diligencias se concentraron en inmuebles en el norte del país, en el norte de la Capital  y en la villa Nocedal y tuvieron su inicio en las cercanías del Río Maipo, lugar en el que se detectó la presencia del vehículo en el que llegaba la droga a Santiago.

La intervención que incluyó una persecución que terminó con un accidente de tránsito, dio el paso a los operativos para desbaratar el resto de la cadena de tráfico.

En los seis meses también se determinó que los vehículos de la banda también era utilizados en una aplicación de transporte, de manera de “descartarse” y simular una actividad ilícito, sin saber que ya habían sido detectados y que estaban siendo investigados muy de cerca.

Lo anterior permitió sacar de circulación 60 kilos de cocaína base y 55 kilos de Cannabis Sativa que eran de propiedad de un delincuente habitual conocido como “El Chancho Jonathan”, de quien se informó que presentaba antecedentes policiales por delitos de la misma naturaleza.

En los allanamientos a domicilios relacionados con el antisocial los detectives halló armamento de grueso calibre entre lo que destacaba una subametralladora, sin número de serie ni origen conocido, la que estaba con cargador y munición calibre 9mm, lista para su uso.

También se incautaron escopetas, abundante munición y armas de puño, infringiendo con esto la Ley de Control de Armas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí