90 familias de Puente Alto esperan poder habitar un terreno de 3 hectáreas. Desde el Ministerio de Vivienda niegan los permisos, lo que contrasta con estudios realizado por una organización independiente.

¿De quiénes se trata?

Desde hace cuatro años que el puentealtino Víctor Castro, dirigente social y miembro de FECOP (Federación Comunal de Pobladores y Pobladoras de Chile) ha abogado por la construcción de viviendas sociales en la comuna, en específico para 90 familias -la mayoría del sector de Bajos de Mena- en un terreno de extensión de tres hectáreas, emplazado al interior de la Hacienda El Peñón.

En específico son 5 lotes, ubicados en Las Vizcachas y contiguos a la Hacienda El Peñón, que los separa tan solo una calle urbanizada. En todo este tiempo hemos estado en una problemática con el Estado, pues se nos informa que no se puede dar un uso habitacional a los terrenos. Hemos sostenido reuniones con el Ministerio de Vivienda, SERVIU y autoridades comunales, para buscar una solución al respecto, explica Castro.

El dirigente de FECOP comenta que incluso cuentan con el apoyo del dueño de los terrenos, quien hasta el momento ha rechazado ofertas de constructoras, y quien siempre ha mostrado una muy buena disposición para que el sitio pueda usarse para la construcción de viviendas sociales.

Diferentes puntos de vista

“La lucha ha sido difícil. Desde el Ministerio se nos dice que no se puede construir, que hay una quebrada cerca, pero esa negativa la hemos podido contrarrestar con documentos y estudios que hemos realizado de forma independiente, avalados por expertos, con un equipo de arquitectos que nos ayudan y asesoran de forma totalmente voluntaria y desinteresada, que refutan lo que se ha establecido por parte el Estado”, comenta el dirigente.

Castro se ha convertido así en el puente entre los pobladores con el dueño del terreno y las autoridades, tanto de gobierno como locales, en pro de buscar una solución, para que finalmente se apruebe el uso de los suelos para la construcción de viviendas sociales.

“Una de las razones que se nos da, es que el sector no cuenta con servicios necesarios para las familias, como locomoción, consultorios o colegios cercanos, pero todo eso ha ido perdiendo validez con el tiempo, pues ya se ha anunciado la extensión del metro, por ejemplo, que estaría cercano al lugar, afirma Castro.

“Continuaremos en esto el tiempo que sea necesario”, concluye.