Después de varias semanas de búsqueda, finalmente la residencia del presidente electo Gabriel Boric, se ubicará en el Barrio Yungay, el que cumpliría con las exigencias de seguridad establecidas por carabineros.

¿Qué características tiene la propiedad?

Ubicada pleno centro de Santiago y en el primer barrio republicano, fundado en 1839, la casa patrimonial albergará al primer mandatario por los próximos cuatro años.

La descripción de la propiedad ubicada en Huérfanos 2847 indica que, “son dos casas en una, cada una con acceso propio e independientes entre sí, unidas interiormente con un montacargas para moverse entre los pisos”. Además, cuenta con 500 m2 totales, 13 dormitorios y nueve baños. Su valor de arriendo, acorde a la publicación, es de 105 UF (3.300.274), mientras que su precio de venta es de 19.500 UF ($ 611.096.850). Esto de acuerdo a una publicación de Portal Inmobiliario.

Según publica La Tercera, “El que sea una casa grande y a la vez céntrica fue un factor clave a la hora de decidirse por este inmueble”, pero también cumplía con requisitos de seguridad que finalmente inclinaron la decisión.

¿Cumple con las exigencias de seguridad?

De acuerdo a lo anterior, la residencia cumpliría con los “estándares mínimos de seguridad”, que considera accesibilidad, estructura sólida y varias vías de acceso a la residencia.

En la publicación se destaca que se trata de una casa firme, con sistema antisísmico. El inmueble está recientemente remodelado y se mejoró el sistema de alcantarillados, eléctrico y se cambiaron las ventanas.

La casa, además, tiene un patio interno y el edificio “más alto” que hay en los alrededores es de tan sólo cuatro pisos, lo que haría prácticamente imposible espiar la residencia hacia su interior desde otro inmueble, se detalla en el citado medio.

A lo anterior, por sus características, la casa facilita la posibilidad de poner cámaras de seguridad en los exteriores y lugares de ingresos, los que son más de uno, mejorando las condiciones de salir con rapidez en caso de emergencias.

El futuro inmueble presidencial, tiene una destacada accesibilidad a la Alameda y colindante con tres carreteras como  la Costanera Norte, la Ruta 5 Sur y el Eje General Velásquez. También tiene fácil desplazamiento hacia el aeropuerto.