Un puentealtino que ha brillado en el mundo empresarial, es Iván Martínez, a quien le hemos seguido su historia la cual ha quedado escrita en las páginas de este medio de comunicación.

Es puentealtino. Se podría decir que ha sido uno de los hijos de este pueblo que más bien le ha ido en la vida, eso sí que, gracias a su esfuerzo y trabajo, que ha sabido llevar adelante. Claro, y el secreto para que a uno le vaya bien, él nunca lo ha escondido, el trabajo.

Gracias a su propio quehacer en el rubro funerario –el mismo que eligió su padre, Iván-, es que ha construido una sólida empresa que logra proyectar cuando se encaminaba a los 30 años, conociendo muy bien de lo que se trataba este giro, gracias a su experiencia en él y también a sus giras visitando empresas símiles en el extranjero.

Su proyecto de vida estaba muy bien marcado cuando ya se adentraba en la adultez. Dejaba esos inicios como “buitre” (esperando que alguien muriera para ofrecerle sus servicios) en los jardines del hospital Sótero del Río, para forjarse como un ejecutivo primero y luego como el gran gerente general de su empresa, la que se ha ido desarrollando de acuerdo, pareciera, al crecimiento personal del propio Iván Martinez.

Sus iniciales pasos parten en un pequeño local improvisado de calle Concha y Toro, donde, además estaba parte de su hogar junto a féretros y demás elemento que conforman el paso a la muerte. Desde ese lugar, este joven puentealtino de la época sale a conquistar Puente Alto, primero, luego la región Metropolitana, el país y el continente, con una sola apuesta, transformarse en el empresario que lidere el rubro funerario. Así lo consigue a partir de sus 30 años de edad.

“El enfoque de la empresa siempre ha sido lo social”. Esta frase es como el slogan de Iván ya que la acción social que ha llevado por delante, así lo retrata. Innovadores planes a los cuales pueden optar quienes necesiten los servicios de la funeraria, ha llevado adelante constantemente esta empresa, así como también la responsabilidad social que abraza, lo que lo hizo liderar el mercado nacional muy pronto en este rubro. El concepto de no nombrar más ataúdes, sino que cofres, donde se depositan joyas y especies valoradas, retratan a Iván Martínez en el trabajo social de su empresa, ya sea acogiendo al deudo y apoyándolo en todo lo que necesite, al igual que sus innovadores servicios, entre ellos los salones de velatorio, el servicio de cafetería, moderna flota de vehículos, etc., ponen a esta empresa funeraria a la cabeza de todas las que hay en la comuna y en  el país.

LIDERANDO LATINOAMERICA

En la actualidad este exitoso empresario del rubro funerario puentealtino se posesiona como el primero en el país y lidera el mercado en Latinoamérica, con sus 13 sucursales en Chile, nos habla del sentido social que le ha logrado inyectar a su empresa, “mira, nuestro existir tiene que ver con lo social, con eso tan sensible como es pasar de la vida a la muerte, la contención que tenemos que brindar y el apoyo de todo lo que significa que una familia pierda a un ser querido, es algo conque debemos lidiar a diario, pero tenemos nuestro corazón y sabemos lo que significa perder a un ser querido, por eso que nuestro actuar es estrechar nuestros brazos y servir a quien está dolido”, afirma Iván Martínez.

Junto con lo anterior, el sentido social no sólo este empresario lo tiene puesto en su empresa, sino que también está más allá de lo comercial, y así lo ha demostrado en campañas sociales que se llevan a cabo en esta ciudad. Fue así como apoyó a una antigua vecina de esta comuna y le remodeló completamente su vivienda. Y así muchos otros casos que se pueden enumerar de tantas personas que llegan por ayuda hasta las puertas de sus sucursales.

Con 13 sucursales abiertas en el país, Iván Martínez, sigue trabajando para continuar innovando en este rubro del cual un día se hizo cargo, pero que nunca pensó que lo iba llevar tan lejos como es ahora en que rompe todo paradigma y lidera del rubro funerario en Chile y Latinoamérica.