El Ministerio Público y las policías investigan las circunstancias en que una madre y su hijo de 15 años, resultaron con lesiones por impactos balísticos en un departamento ubicado en avenida Chiloé.

Los hechos fueron quedando al descubierto en circunstancias que carabineros fueron alertados de la realización de disparos injustificados en la mencionada arteria, ubicada en Bajos de Mena.

Cuando personal policial llegó al lugar denunciado, verificó la existencia de una cantidad indeterminada de vainas que serían el resultado de una balacera previa. Gracias al aporte de testigos pudieron llegar a un departamento, constatando que había manchas atribuibles a sangre que estaban desde la entrada del block de departamentos hasta el ingreso de uno de los inmuebles.

Dadas las circunstancias se ingresó a la propiedad, ocasión en que los efectivos policiales encontraron más evidencia de posibles lesionados, pero no había nadie en el lugar.

 Pese a lo anterior, llegó al lugar una mujer con una evidente lesión en el brazo izquierdo que correspondía a un impacto balístico con entrada y salida de proyectil.

En esos instantes se supo que su hijo de 15 años, también habría sido alcanzado por disparos y que habría concurrido a un Sapu de La Florida.

En las diligencias de investigación se estableció que el presunto atacante era un individuo de 26 años, conocido en el barrio como “El Bryan”. En virtud del hecho policial se dio con el domicilio del sujeto, pero estaba sin moradores, encontrándose elementos que son consistentes con la infracción a la Ley de Control de Drogas .

En fuentes policiales no se descarta ninguna hipótesis.