Equipos de sonido e iluminación y venta de alcohol fue lo que descubrió la autoridad tras ingresar a un recinto en el que una cincuentena de personas participaba de una fiesta clandestina. 29 de los asistentes fueron detenidos por infringir el artículo 38 del código penal.

Los hechos quedaron al descubierto en un recinto de calle Copiapó, en Santiago Centro, destinado a estacionamiento y lavado de autos, pero que se estaba utilizando para la realización de fiestas clandestinas, organizadas y administradas por su sujeto de 41 años, de nacionalidad peruana.

El capitán Remzi Espinoza, de la Prefectura Santiago Central, entregó antecedentes de la situación, indicando que se trató de un trabajo conjunto entre personal de seguridad de la municipalidad de Santiago y carabineros “de acuerdo a varias denuncias con fiestas clandestinas que se estaban realizando en Santiago, en calle Copiapó 667”.

Al llegar al lugar y tras verificar que el lugar había música a alto volúmen, se ingresa al lugar y se toma contacto con el organizador, constatando que en el interior había aproximadamente 50 personas que participaban de la fiesta clandestina.

Al percatarse de la presencia policial comenzaron a escapar, pero de todos modos se logró la detención de 29 personas y “se logra el decomiso de bebidas alcohólicas, un total de 144 botellas de cerveza, de los equipos de amplificación, los ticket de ingreso y publicaciones de lo que es el consumo de bebidas alcohólicas y de alimentos al interior de la fiesta”, explicó el capitán Espinoza.

De las fiestas se explicó que se convocaban a través de redes sociales, pero además había denuncia de vecinos.

Entre los detenidos habría dos personas reincidentes, es decir, habían sido detenidos por el citado artículo del código penal relacionado con la salud pública. En cuanto al organizador, también fue infraccionado por Ley de Alcoholes.

Por lo hechos, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, anunció que el gobierno presentará una querella criminal contra el sujeto de 41 años imputado como organizador de la fiesta clandestina y que además se investigará la situación migratoria de los extranjeros que figuran entre los 29 detenidos en horas de la madrugada.

Subsecretario de Interior Juan Francisco Galli

“Vamos a presentar querella criminal para buscar una condena ejemplificadora”, aseguró la autoridad de la cartera de interior, quien agregó:  “Nuevamente se trata de una conducta inaceptable, que no entiende la gravedad de la pandemia que vivimos”.

La acción legal será en contra del sujeto imputado como organizador de la fiesta clandestina durante el período de toque de queda y en zona de cuarentena total.