El Sernac realizó otro de sus estudios, con el fin de informar a la población, como también educarla, al momento de considerar la compra de medicamentos originales o genéricos.

¿Qué señala el informe?

El informe, que transparenta el comportamiento del mercado durante la pandemia, hace una comparación de precios entre medicamentos originales, bioequivalentes de marca y bioequivalentes genéricos, en los cuales se registran irrisorios contrastes.

El Director Nacional del SERNAC, Lucas Del Villar, indicó que el estudio detectó grandes diferencias, especialmente, entre los medicamentos originales versus los bioequivalentes genéricos. Explicó que en los mercados de este rubro u otro, existe libertad de precios; sin embargo, la falta de información es patente y también es una pieza clave para el deterioro del bolsillos en sus consumidores.

 “Es importante que las farmacias entreguen toda la información a los consumidores respecto de los medicamentos que disponen. Lo que puede ocurrir es que las personas pregunten por los bioequivalentes, y los dependientes ofrezcan el bioequivalente de marca y no el bioequivalente genérico más económico disponible, lo que los obliga a desembolsar mucho más dinero”, subrayó Del Villar.

La autoridad subrayó que “cuando hablamos de medicamentos, hablamos de la salud e incluso de la vida de las personas por lo que las empresas deben ser todavía más profesionales y las autoridades debemos estar siempre monitoreando su comportamiento”.

Nueva herramienta comienza a funcionar

Un cotizador de precios es la invención del Sernac, para ir en cooperación hacia la ciudadanía, otorgándoles los precios vigentes y actuales de más de 3500 medicamentos, de más de mil farmacias, incluyendo cadenas e independientes, ligadas a la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud, servicio que provee de fármacos y dispositivos médicos a los establecimientos farmacéuticos.

Las propias farmacias tendrán la oportunidad de cargar la información diaria de cada sucursal con respecto a stock y precios, de manera que los consumidores podrán comparar, analizar y decidirse. Dependiendo de los recursos de cada uno, elegirán el más cercano a su realidad; con ésto se eliminan gradualmente las malas prácticas que los lleven a comprar opciones más caras. Tendrán también en este cotizador, la opción de denunciar a las farmacias que mienten en su información.

“Generar confianza en este mercado es fundamental, por ello la transparencia e información es relevante cuando hablamos de productos tan importantes como los medicamentos donde cada peso cuenta, especialmente para personas con enfermedades crónicas”, sostuvo Lucas Del Villar.

Marcadas diferencias

Medicamento Eutebrol, principio activo Memantina, utilizado para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Cenabast lo comercializa a 9.630 pesos y Farmacia Salcobrand lo vende a 30.799 mil pesos. Su diferencia en porcentaje es de 219%.-

Medicamento D-Histaplus, cuyo principio activo es la Desloratadina, indicado para el alivio de los síntomas de la rinitis. Su valor en Cenabast es de 1200 pesos, mientras que Salcobrand lo vende en 7999 pesos. Diferencia porcentual es de 567%.-

Casi $45 mil de diferencia entre un medicamento referente y un bioequivalente genérico.

Los consumidores podrían comprar hasta 18 cajas de un fármaco bioequivalente genérico para el colesterol alto, por el precio del remedio de marca. O podrían comprar 15 cajasde un bioequivalente genérico para la depresión por el precio del referente.

 La “Ley Cenabast, actualmente más de 200 farmacias comercializan un listado de medicamentos para tratar enfermedades crónicas a precios más económicos, cuyas diferencias pueden llegar hasta casi 600%.