Gracias a la alianza entre la empresa CMPC y Formando Chile, alumnos del programa EFIES realizaron por primera vez en el año un ensayo presencial y voluntario, con el fin de acercarse cada vez más a la realidad de la prueba que se realizará en enero.

La incertidumbre por la pandemia por coronavirus y por las situaciones económica y social del país puede haber generado durante este 2020 diversas sensaciones en la ciudadanía, más aún si a 262 mil personas se le suma la incertidumbre de cómo será realmente la Prueba de Transición Universitaria (PDT) que rendirán con el fin de ingresar a la educación superior.

Este es el caso de Agustina Araya, alumna del programa Escuela de Formación para el Ingreso a la Educación Superior (EFIES), que por segundo año consecutivo beneficia a estudiantes de III° y IV° Medio de Puente Alto, ya sean vecinos de la comuna o hijos de colaboradores de CMPC, y que es una iniciativa de la empresa junto a Formando Chile.

La joven puentealtina ha vivido en carne propia cómo la pandemia por coronavirus le cambió la forma de cómo enfrentarse a la nueva PDT.

De estar acostumbrada a clases de preuniversitario presenciales realizadas en la planta de CMPC Biopackaging-Corrugados, Agustina, junto a otros 79 alumnos beneficiados tuvieron que adecuarse desde marzo para continuar con los estudios de manera virtual para cumplir con el distanciamiento social y las cuarentenas. “Yo no estoy acostumbrada a estudiar por computador, me gusta más lo manual”, asegura.

Pero tras nueve meses bajo esa modalidad, los expertos educacionales de Formando Chile estimaron importante que los alumnos al menos tuvieran una oportunidad para vivir de manera presencial una situación lo más parecida a lo que será la PDT, ex PSU, que se realizará en las jornadas del 4 y 5 de enero y el 7 y 8 de enero.

Fue así como a un mes de dichas fechas, Agustina y otros 8 alumnos más –quienes voluntariamente se inscribieron en el simulacro- realizaron el miércoles y jueves pasado un ensayo presencial de las pruebas de Lenguaje y Matemáticas.

Siguiendo todos los protocolos sanitarios por Covid-19, los estudiantes, durante los dos días, respondieron los exámenes de manera lo más similar posible a cómo será en la realidad, pero en las dependencias de CMPC.

“Quería saber cómo era mi reacción al realizar la prueba, ya que tenía que hacer la rutina muy parecida a como si fuese la real”, asegura Agustina, quien quiere estudiar obstetricia y puericultura. La estudiante cuenta que haber realizado el simulacro fue “un cambio muy positivo, ya que dormí el tiempo necesario y desperté con muchísima energía y realicé sin ningún problema la prueba. Estuve muy tranquila”.

Por su parte, la coordinadora general de EFIES, Camila Riquelme, asegura que “fue un espacio importante, porque por primera vez para todos los alumnos, se realiza un simulacro presencial. Hasta ahora habían hecho simulacros en sus casas, pero no es lo mismo, porque te interrumpen y el espacio no es el adecuado”.

La instancia, como muchas otras realizadas por el programa, tuvo como fin aportar con herramientas para que los alumnos obtengan más y mejores opciones de acceder a la educación superior, ya sean universidades, institutos técnicos o profesionales.

“Ahora tengo mis horarios y días de estudio. Antes no estudiaba mucho, casi nada diría yo, pero los profes y le gente del EFIES me impulsaron y animaron a estudiar para lograr mi objetivo”, asegura Agustina.

Para el subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Francisco Torrealba, “poder abrir las puertas de nuestra planta a los alumnos para que se preparen de mejor forma para la PDT es un paso más en el compromiso que tenemos con los jóvenes de la comuna. Ahora lo que viene es la prueba real, en la que confiamos les irá muy bien”.