El ministro de salud, Enrique Paris, visitó la zona donde se busca emplazar la planta que podría generar cerca de 50 millones de dosis al año (Foto Emol).

A la norteña ciudad llegaron los ministro de salud, Enrique Paris; de Bines Nacionales, Julio Isamit, y de Economía, Lucas Palacios, además de ejecutivos de la farmacéutica Sinovac, y una comitiva compuesta por los investigadores de la Universidad de Chile y Católica, quienes lideran los estudios de la inyección en Chile.

El vicepresidente de Sinovac, Se Weng Weining, se refirió a la ocasión, señalando que la empresa que representa ya alcanzó una producción de 4 billones de dosis anual. “Nuestra idea es seguir colaborando con la ciencia y la tecnología, hemos realizado estudios clínicos en este país los que nos han reafirmado la excelencia del team médico y científico de Chile”.

Para el ministro Palacios la inversión para la construcción de la planta alcanzaría los US$ 60 millones, “que podría llevarse a cabo muy rápidamente y que haría que la planta, que será de alto nivel tecnológico, podría estar operativa en el primer trimestre del próximo año“, indicó a Emol.

Una capacidad de 50 millones de dosis al año se podría alcanzar con esta nueva planta, entre las que se consideran Coronavac por el covid-19, también para la Hepatitis B e influenza.