Una auditoría reveló las anomalías encontradas mientras la ex edil lideraba el municipio. La actual alcaldesa Ripamonti subrayó el pago de horas extras, que recibió más del 97% de los funcionarios.

¿Qué pasó?

Una auditoria forense a la municipalidad de Viña del Mar demostró diversas falencias durante la administración de Virginia Reginato. Macarena Ripamonti, aseguró que varios de estos hallazgos guardan relación con eventuales responsabilidades penales, administrativas y civiles. En total se perdieron más de $100 mil millones.

Más de 60 observaciones relacionadas a equivocaciones en el control financiero y presupuestario, gestión municipal, reclutamiento y contratación de funcionarios, además de adquisición de bienes y servicios, fueron los principales hallazgos de la revisión, la cual aprobó con anterioridad el municipio junto al Concejo Municipal.

El trabajo consistió en dar profundidad a los estados financieros entre los períodos de junio de 2016 y junio de 2021.

El informe que hunde a Virginia Reginato

La alcaldesa de la Ciudad Jardín, Macarena Ripamonti, señaló que, por ejemplo, se detectaron cerca de 22 mil millones de pesos destinados a pagar horas extras, en donde más del 97% de los funcionarios de todo el municipio recibieron. No obstante, aclaró que no es responsabilidad de los funcionarios, sino de una mala administración que no gestionó bien las remuneraciones fijas.

 “Entre horas extras y los ingresos no recaudados, por no hacer una recaudación efectiva, son cerca de 100 mil millones de pesos”, aseguró la actual jefa comunal.

Dentro de los activos faltantes, la auditoría reveló un incremento injustificado de montos por arriendo de inmuebles destinados a Seguridad Ciudadana y la administración Deporte y Recreación, respaldados con decretos alcaldicios, pero sin una justificación concreta del incremento.

Además, el informe decretó la falta de más de 1.000 bienes del inventario municipal, entre ellos tres camiones, una motoniveladora y un cargador frontal.

El concejal, Nicolás López, comentó que hace ya un tiempo venían denunciando estas irregularidades que se transformaron en un secreto a voces en la municipalidad, por lo que se manifestó contento con que esta auditoria entregue un respaldo para perseguir las responsabilidades correspondientes.