El “profe” de natación de la Corporación de Deportes de Puente Alto lleva años enseñando a nadar a los vecinos y vecinas de Puente Alto, de todas las edades.

Desde el 2014, Daniel Salinas ejerce como monitor de clases de natación en la Corporación de Deportes de Puente Alto. A través de estos 7 años, le ha enseñado a nadar a niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores de la comuna, mejorando a la vez sus técnicas, y motivándolos a seguir adelante.

De pequeño me interesó el deporte, practicaba de todo un poco, pues creo que uno le debe hacer a todas las disciplinas hasta encontrar la que más le gusta y acomoda”, señala el “profe”, agregando que en el colegio participaba en competencias interescolares,  destacando en el atletismo.

Posteriormente ingresaría a estudiar preparación física, y en el intertanto, comencé a trabajar  con gente del  equipo  de la Selección Nacional de natación como preparador físico. Luego estudié educación física y ahí me empezó a interesar más y más lo relacionado a las  actividades acuáticas, y ya llevo harto tiempo en el tema,  dedicándome 100 % a la natación, que me apasiona”.

Fue así como deja su CV en la Corporación de Deportes de Puente Alto, comuna de la que es oriundo con mucho orgullo, comentando que una jefa de esos años sabía de él porque lo había visto en una competencia en el Estadio Italiano. Luego me llamaron para una entrevista y bueno, ¡acá estoy! enseñando a los vecinos todo lo relacionado a la natación. En este sentido, le agradezco a la comuna, pues me ha permitido desarrollarme profesionalmente, siendo hasta la fecha el único profesor de natación municipal. Y es muy reconfortante ver a los niños disfrutar de este deporte, y motivarlos a seguir, pues se alejan de los malos pasos”.

El profe Salinas señala que le encantaría que en Puente Alto existiera una Escuela de Natación, de donde surgieran  talentos comunales a futuro. Eso sí, indica que el pasado año impulsó la creación de un Club de Natación, de forma independiente, el que lamentablemente quedó a medias, afectado en gran parte por la llegada de la pandemia al país.

CON ESPERANZAS

Todos los años, a partir de enero, Salinas realiza clases de natación en el Parque San Francisco, las que cada vez generan mayor interés de parte de los vecinos. En tanto, en los demás meses su actividad se traslada al Balneario Municipal, mayormente en la piscina temperada del lugar, en donde asisten niños, en gran parte de colegios municipalizados de la comuna. Asimismo, para los alumnos más “experimentados”, se llevan a cabo clases de nivel intermedio y avanzadas.

Debido a la crisis sanitaria del Covid-19, este 2020 las actividades deportivas se suspendieron, pero eso no detuvo su trabajo, pues a través de la corporación subieron videos a sus redes, en las que se animaba a los alumnos a realizar “nado en seco”,  consistente en mejorar sus técnicas, sumado a un trabajo de acondicionamiento físico, los que fueron vistos por gran cantidad de personas, de todos lados, con muy buenos comentarios.

“Es de esperar que ahora con el avance a Fase 3 en la región Metropolitana,  si todo sigue así, volvamos en verano, respetando todos los protocolos sanitarios, a las clases presenciales, pues se echan mucho de menos. Mi mensaje es que se sigan cuidando, y que por mientras continúen entrenando. “¡A no bajar los brazos!”, concluye.