53 años lleva “corriendo” Omar Fahuas, destacado atleta puentealtino, que a su edad, sigue entrenando, acumulando logros y medallas.

A sus 69 años, Omar Fahuas sigue corriendo y participando en campeonatos de atletismo: todos los días por la mañana entrena en el Estadio Municipal de Puente Alto, agradecido que la comuna avanzara a fase 3 para volver a retomar sus hábitos deportivos.

Llevo 53 años como atleta.  Lo del deporte viene por parte de mi padre, él fue un reconocido boxeador, y le seguí sus pasos. Eso sí, cuando cumplí 11 años  me dijo que por mi altura, no era muy recomendable que me dedicara al boxeo. Me cambié al fútbol entonces, jugando por Palestino, 6 años, en cadetes, y luego me fui a la U de Chile. Mi entrenador, Luis Ibarra, quería que jugara  en el primer quipo, a mis 17 años, por lo que debía entrenar temprano en las mañanas”, cuenta Fahuas.

Esta situación la conversó con su padre, pues sus horarios topaban con sus clases en el Instituto Superior de Comercio: su progenitor le dijo que primero terminara sus estudios de contador, que asegurara su futuro. Es así, como se decide a probar suerte en el atletismo, en la disciplina de sprinter (velocista).

Fue en la misma U de Chile que se probó como velocista, en los 100 metros planos, ganándole al sprinter de la institución, viendo los entrenadores que reunía condiciones. Ya con el tiempo, se dieron cuenta que Omar estaba para pruebas más exigentes, así que comenzó a entrenar en los 200 y 400 mts planos, siendo más adelante campeón nacional en ambas, a los 22 años.

Desde ese momento se puede decir que comencé una carrera en el atletismo. Y a la vez, egresé como contador, cumpliendo la promesa a mi padre, y entré a trabajar a Hilos Cadena. Recuerdo las competencias de la empresa, los 18 de septiembre, en que subíamos el cerro Ratón, que es muy empinado, ¡siempre las ganaba”, comenta entre risas. “Al mismo tiempo, continuaba en las competencias como atleta profesional, representando a la Selección Chilena. Fui campeón sudamericano 12 veces”, agrega.

COSECHANDO TRIUNFOS EN EL EXTRANJERO

Por sus labores en Hilos Cadena, don Omar tuvo la oportunidad de ser trasladado a países como México, Colombia, Argentina y Brasil. En México estuve 4 años, y allá seguí corriendo y entrenando. Eso sí, pasé a a ser ‘corredor de fondo’, es decir, practiqué los 5 mil, 10 mil metros,  hasta los 21 kms, que corresponden a media maratón.  Estuve dentro de los 3 mejores fondistas en el país azteca. Luego, en Colombia, fui  14 veces campeón con el Club Universidad Tecnológica de Pereira”, sostiene con orgullo. ¿Sabe? Muchas veces me conocen más en el extranjero que en mi propios país”, añade.

Cuenta que su mejor participación en un campeonato mundial fue el  2016 en Perth, Australia, obteniendo medalla de plata (segundo lugar) en media maratón, dentro de su categoría. En tanto en su último torneo (antes de la pandemia) logró un 4°  lugar en media maratón en un torneo en Málaga, España, en 2018.

El deporte me ha entregado cosas muy bellas, conocer otras culturas, otras idiosincrasias, y mucho compañerismo. En la pista los atletas somos adversarios, pero fuera de ésta somos una familia. Siempre lo diré: voy a correr hasta que Dios me dé salud”, concluye el atleta senior.