A disposición de la Fiscalía local de Puente Alto quedaron los antecedentes de la detención de un individuo que se movilizaba con baliza y sirena, identificándose como funcionario de la PDI.

El procedimiento policial fue desarrollado por personal de carabineros que efectuaba labor nocturna a nivel de la Prefectura Cordillera, cuando al transitar por calle Eyzaguirre detectaron  la presencia de un vehículo sedan que se movilizaba con aparato sonoro simular a los vehículos de emergencia, pero además llevaba una baliza azul encendida, la que estaba instalada en el parabrisas delantero.

Se le efectuó un seguimiento a distancia hasta que fue fiscalizado en la villa Puente Alto, a la altura de calle Joaquín Palacios.

Apenas tomaron contacto con el conductor de 37 años, éste manifestó ser funcionario de la PDI, indicando que el auto Nissan, modelo Versa, era un vehículo fiscal. Bastó que le solicitaran su identificación, para que se le cayera la mentira.

El hombre se retractó, dijo que no era funcionario y que tampoco el auto era de uso de la Policía de Investigaciones.

Al momento de ser detenido por usurpación, se procedió al registro del vehículo, instancia en que se halló una pistola a fogueo bajo el asiento del conductor. Al ser periciada se estableció que era un arma a fogueo, sin modificación para el disparo, la que además tenía 12 municiones a fogueo en el cargador.

Tras su traslado a la unidad policial se corroboró con el cuartel de la PDI si correspondía a un funcionario policial, diligencia que arrojó resultados negativos .

Del hombre se informó que no registraba detenciones anteriores y tampoco tenía requerimientos judiciales en su contra, quedando posteriormente en libertad y en espera de citación.