El recién asumido presidente de la Corte de Apelaciones San Miguel conversó con PALD.

El 1 de febrero del presente año se inauguró el nuevo edificio de la Corte de Apelaciones de San Miguel, que se encuentra ubicado en la calle Álvarez de Toledo #1020, en pleno centro de dicha comuna.

A casi dos meses de su entrada en funcionamiento, el nuevo inmueble ha permitido atender las necesidades de los habitantes del sector sur de Santiago, provenientes de las provincias de Cordillera, Maipo, Talagante y Melipilla, y de las comunas de Lo Espejo, San Miguel, San Joaquín, La Cisterna, San Ramón, La Granja, El Bosque, La Pintana y Pedro Aguirre Cerda, abarcando a un universo  de más 2 millones y medio de personas.

El edificio cuenta con un acceso principal iluminado por luz natural, áreas de atención de público, seis salas de audiencias, Sala de Pleno y Sala de Acuerdos.

El nuevo presidente de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Carlos Farías Pino, asumió este 1 de marzo. El profesional ingresó al Poder Judicial el 3 de diciembre de 1982 como oficial segundo del Vigésimo  Octavo Juzgado Civil de Santiago. Luego ocupó los  cargos de secretario del Primer Juzgado de Letras de Valdivia, Juez en el Primer Juzgado de Letras de Vallenar, Tercer Juzgado de Letras de Copiapó, Vigésimo Cuarto Juzgado del Crimen de Santiago y del Primer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago. 

El 14 de junio de 2006 asume como Fiscal de la Corte de Apelaciones de Rancagua, cargo que ejerce hasta el 29 de enero de 2008, fecha en la cual es nombrado ministro del mismo Tribunal de Alzada.  Durante el año 2009 ocupó el cargo de presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

TRABAJO AFECTADO POR LA CONTINGENCIA

A casi tres semanas de asumir el cargo, Farías señala a PALD que han sido días  convulsionados, pues sus labores  se ha visto afectadas por la contingencia social, a lo que se sumó recientemente el tema de la pandemia producto del Coronavirus, lo que también se ha replicado en Tribunales en otras comunas, como es el caso del  Juzgado de Garantía y Tribunal Oral en lo Penal de Puente Alto, el que fue a visitar, “inmueble que  lamentablemente ha sido atacado y vandalizado, por lo que no ha sido muy grato el trabajo de los colegas, en el desempeño de sus obligaciones diarias”.

Comenta que debido a estos factores actualmente en la Corte de Apelaciones de San Miguel se trabaja “a media máquina”, pero que es por esa misma razón, que el desafío ha sido mayor hasta el momento, lo que ha implicado más trabajo, pues tanto él como  parte de los funcionarios, han tenido que permanecer más tiempo de lo habitual en sus labores.

“Como presidente,  me comprometo a realizar todo lo posible para entregar a Puente Alto y la Provincia Cordillera una justicia oportuna, que sea ágil y que solucione los conflictos. Haremos todo lo posible para que a pesar de todo lo que está sucediendo, tengamos a los tribunales funcionando todos los días y podamos así satisfacer las necesidades urgentes de justicia que tiene la gente, especialmente en las materias referidas a familia, laborales y penales”,sostiene.