Una serie de diligencias investigativas que se extendieron por aproximadamente tres meses permitieron identificar a un  proveedor de estupefacientes a microtraficantes de la comuna de Quellón, en cuyo domicilio se incautaron dosis de la denominada cocaína rosa o tusi, clorhidrato de cocaína y armas, entre otras sustancias. El sujeto es oriundo de Puente Alto.

¿Qué pasó?

De acuerdo a información publicada por la La Opinión de Chiloé – en base al expediente judicial-, la indagatoria partió en octubre de 2020 cuando funcionarios policiales recibieron una denuncia que alertaba sobre la presunta comercialización de drogas en un domicilio de calle 22 de mayo, activándose una investigación por instrucción del Ministerio Público

Los antecedentes que se manejaban indicaban que un sujeto de alrededor de 32 años de edad vendía o distribuía clorhidrato de cocaína, marihuana y éxtasis, y que mantenía en su poder  mantenía armas de fuego con municiones.

La búsqueda de elementos probatorios fue realizada por personal de la Unidad Microtráfico Cero (MT0) de la Sexta Comisaría de Carabineros de Quellón, realizándose seguimientos, toma de declaraciones de informantes anónimos e informales, empadronamientos, toma de fotografías, grabaciones en vídeo, entre otros, lográndose individualizar a quien sería el traficante, detalla el medio sureño.

¿Qué se incautó?

A raíz de lo anterior se solicitó al Juzgado de Garantía una autorización para allanar la propiedad de calle 22 de mayo, lográndose incautar drogas sintéticas, cocaína, 4 celulares, un vehículo, pesas digitalesy aproximadamente $1.200.000.- en dinero en efectivo.

Se añadió el hallazgo de dos pistolas a fogueo que estaban adaptadas para disparar como si fueran armas de 9 milímetros, a las que se sumaron 11 municiones.

En el sitio de la diligencia no se encontraba el presunto responsable, que sería originario de un peligroso sector de la comuna de Puente Alto, por lo emitió una orden de aprehensión.

Una serie de diligencias investigativas que se extendieron por aproximadamente tres meses permitieron identificar a un  proveedor de estupefacientes a microtraficantes de la comuna de Quellón, en cuyo domicilio se incautaron dosis de la denominada cocaína rosa o tusi, clorhidrato de cocaína y armas, entre otras sustancias. El sujeto es oriundo de Puente Alto.

¿Qué pasó?

De acuerdo a información publicada por la La Opinión de Chiloé – en base al expediente judicial-, la indagatoria partió en octubre de 2020 cuando funcionarios policiales recibieron una denuncia que alertaba sobre la presunta comercialización de drogas en un domicilio de calle 22 de mayo, activándose una investigación por instrucción del Ministerio Público

Los antecedentes que se manejaban indicaban que un sujeto de alrededor de 32 años de edad vendía o distribuía clorhidrato de cocaína, marihuana y éxtasis, y que mantenía en su poder  mantenía armas de fuego con municiones.

La búsqueda de elementos probatorios fue realizada por personal de la Unidad Microtráfico Cero (MT0) de la Sexta Comisaría de Carabineros de Quellón, realizándose seguimientos, toma de declaraciones de informantes anónimos e informales, empadronamientos, toma de fotografías, grabaciones en vídeo, entre otros, lográndose individualizar a quien sería el traficante, detalla el medio sureño.

¿Qué se incautó?

A raíz de lo anterior se solicitó al Juzgado de Garantía una autorización para allanar la propiedad de calle 22 de mayo, lográndose incautar drogas sintéticas, cocaína, 4 celulares, un vehículo, pesas digitalesy aproximadamente $1.200.000 en dinero en efectivo.

Se añadió el hallazgo de dos pistolas a fogueo que estaban adaptadas para disparar como si fueran armas de 9 milímetros, a las que se sumaron 11 municiones.

En el sitio de la diligencia no se encontraba el presunto responsable, que sería originario de un peligroso sector de la comuna de Puente Alto, por lo emitió una orden de aprehensión.

En el sitio de la diligencia no se encontraba el presunto responsable, que sería originario de un peligroso sector de la comuna de Puente Alto, por lo emitió una orden de aprehensión.

Fotografía: La Opinión de Chiloé