En el marco de los controles que se realizan en comunas en cuarentena, personal de la 20 Comisaría de Puente Alto fiscalizó a un vehículo particular  estacionado con cuatro mujeres, en su interior, sin sus permisos temporales. Al interior del  automóvil hallaron un total de 1.010 cajetillas de cigarrillos ilegales que serían comercializadas en la comuna.

Los efectivos policiales fiscalizaron a las ciudadanas en la esquina de las calles Cecilia Paz con Marcos Pérez, por los delitos de contrabando e infracción al artículo 318 del Código Penal, ya que no contaban con permisos temporales. Todas quedaron a disposición de la Fiscalía Local de Puente Alto. El monto total de esta incautación es aproximadamente $2.525.000.

Estas pequeñas incautaciones son parte de una red de delitos de mayor magnitud, que se inicia cuando delincuentes ingresan ilegalmente al país este tipo de cigarrillos.

De acuerdo a lo informado por Álvaro Fuenzalida, Jefe de Área de Delitos de Alta Complejidad de la empresa ALTO, “este control forma parte de las nuevas medidas tomadas por el gobierno, Carabineros de Chile y efectivos militares para detener los contagios durante la pandemia”.

De igual forma, indica que se ha logrado incautar gran cantidad de contrabando gracias al reforzamiento de funcionarios en los puntos fronterizos y aduanas sanitarias de nuestro país.