Las llamas que asolaron el outlet de muebles de una esforzada familia de la comuna durante el fin de semana, hoy volvieron a encenderse hacia el costado del supermercado Alvi; sin embargo funcionarios de bomberos llegaron a tiempo, controlando tal emergencia.

Durante la jornada de hoy en la mañana, bomberos acudió rápidamente a avenida Eyzaguirre con San Guillermo, tras el llamado de alerta de las víctimas del incendio ocurrido el domingo en la madrugada, debido a una inminente propagación del fuego, que podría haber ocasionado mayores daños.

Sin embargo, la rápida intervención de bomberos logró detener las amenazantes llamas que peligraban nuevamente el lugar, pero esta vez atacando el costado del supermercado mayorista Alvi.

Varias familias afectadas

El siniestro significó pérdida total para la mueblería, resultó también perjudicado el dueño de una fábrica contigua, que presta servicios de maquinaria y una adulta mayor, quien perdió su casa ubicada en la parte de atrás, donde también sacudieron las llamas.

Afortunadamente, no se registraron personas heridas, pero sí el lamentable fallecimiento de una mascota canina de nombre Kevin, quien no logró escapar del voraz incendio. “Era parte de la familia mi perrito, lo material se recupera, pero él no, es lo que más duele”, declaró Scarlet, una de las hijas del dueño, que también desplegaba labores en el negocio familiar.

Retiro de escombros

Hoy se trabaja incansablemente en despejar el lugar respectivo a los restos que originó este gran siniestro; familias enteras se encontraban desde temprano en la mueblería, ayudando en dichas labores.

Scarlet Ponce declaró a PALD que es parte de una familia de esfuerzo, y que no bajan las manos, porque “de ésta vamos a salir, nos vamos a parar”.