“Mi papá llegó bien. Estuvo cinco días sin que supiéramos dónde estaba, eso para nosotros es mucho porque no pasa nunca. Llegó un poco extrañado, pero está impecable”.

Así resumió la aparición del poeta puentealtino, José Ángel Cuevas, su hijo  Leonardo, quien junto a familiares habían emprendido una masiva campaña para dar con el paradero del literato, a quien se le perdió el rastro la tarde del viernes 22 de enero.

José Ángel Cuevas llegó en el día de ayer a su hogar, luego de estar cinco días en una casa de Renca junto a algunos amigos.

Estaba extrañado. ¡Imagínate! Estaba medio Chile preocupado por él. Mi papá vive en otro siglo… estas salidas sobre todo en este periodo de pandemia, para nosotros, era muy extraño“, agregó su hijo en conversación con Meganoticias.cl.

Leonardo, detalló que su papá “llevó sus celulares pero no el cargador. Entonces, no tenía cómo cargarlo en el lugar que estaba y pensamos que le había pasado algo”.

Por su parte, el subprefecto Manuel Fuentes, jefe de la Brigada de Ubicación de Personas, detalló que en ese caso hubo “una falla de comunicación con su familia, porque el señor Cuevas utilizaba teléfonos antiguos y se le descargaron”.