En Chile, según datos del Ministerio de Salud, los dolores de cabeza representan cerca del 1,6% del total de las consultas en urgencia, siendo más frecuentes en mujeres que en hombres.

Las cefaleas corresponden al dolor de cabeza que se manifiesta entre la zona orbitaria (ojos) y suboccipital (nuca). Sus causas dependen del origen y clasificación, la cual se divide en primarias y secundarias. Datos del Ministerio de Salud indican que la mayoría de las cefaleas en Chile corresponden al tipo primario y sólo un pequeño porcentaje (10%)- puede ser secundaria a una enfermedad grave.

Cefaleas primarias

Son aquellos dolores de cabeza con una causa determinada por mecanismos encefálicos intrínsecos: trastornos del funcionamiento de algunos centros nerviosos, en los cuales no se evidencian alteraciones estructurales, tóxicas ni metabólicas. “Jamás afectan permanentemente el funcionamiento del sistema nervioso y nunca amenazan la vida de las personas”, comenta el Dr. Eugenio Tenhamm, neurólogo de Clínica Vespucio.

En las cefaleas primarias, especialmente en relación a la migraña, hay factores genéticos identificados que son parte de los mecanismos de su origen. “También existen agentes provocadores o gatillantes del ataque, tales como el ayuno, ciertos alimentos, malos hábitos de sueño y el estrés, entre otros”, afirma el especialista.

Cefaleas secundarias

Son aquellas que pueden ser originadas en alteraciones de estructuras al interior o al exterior del cráneo, debido a traumas, enfermedades vasculares o infecciosas, por tumores intracraneales, cuadros tóxicos e incluso por efectos adversos de algunos medicamentos. “A diferencia de lo que sucede en las cefaleas primarias, algunas de las causas de las secundarias pueden afectar permanentemente el funcionamiento del sistema nervioso y ser potencialmente amenazantes de la vida”, aclara el Dr. Tenhamm.

Dentro de este tipo de cefaleas, las más frecuentes corresponden a aquellas resultantes de cuadros febriles, algunas provocadas por el abuso de fármacos para tratar el dolor de cabeza y otras a causa de traumatismos o accidentes vasculares encefálicos. “También pueden aparecer debido a infecciones del sistema nervioso, rotura de malformaciones vasculares intracraneales, tumores, o como resultado de otras muy diversas enfermedades dentro del cráneo”, agrega.

¿Por qué consultar con un especialista?

La mayoría de las cefaleas primarias pueden ser adecuadamente tratadas. Según detalla el neurólogo de Clínica Vespucio, no consultar a un médico que entienda de estos problemas, puede mantener o agravar la cefalea, produciendo un impacto importante en el día a día y en la calidad de vida del paciente. Por otro lado, la falta de consulta médica y tratamiento adecuado ante una cefalea secundaria, puede llevar a un daño permanente de la función neurológica: “Incluso podría hacer peligrar la vida de la persona que la sufre”.