A una pena única de 13 años de prisión efectiva fue condenado Pedro Antonio Cerda Cerda, quien fue acusado por el persecutor penal público de los delitos reiterados de abuso sexual y violación de una menor de edad que actualmente tiene 14 años.

¿Qué pasó? 

En el fallo condenatorio del Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, se destacó que en la investigación se acreditó que los hechos ocurrieron entre los años 2013 y 2018, en las comunas de La Reina y Puente Alto.

Se dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que “en reiteradas oportunidades, en días y horas no determinados entre los años 2013 y 2018, ambos incluidos, en el domicilio ubicado (…) comuna de La Reina y en la casa de su progenitora, ubicada en la comuna de Puente Alto, Pedro Antonio Cerda Cerda realizó acciones de significación sexual y relevancia en contra de la niña (…), nacida el 10 de octubre de 2006, consistentes en tocar con sus manos (…) de la afectada”.

En la resolución se establece que En día y hora no determinado en el mismo periodo de tiempo, cuando la niña tenía 6 años de edad en el mismo domicilio ubicado en (…) La Reina, Pedro Antonio Cerda Cerda accedió carnalmente a la víctima (…)”.

Penas accesorias

El tribunal, por unanimidad, aplicó al condenado  las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Por otra parte, el tribunal estableció la vigilancia durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena principal; a informar, una vez que recupere la libertad, el lugar en que fije su residencia; y la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad por el tiempo que dura la condena.

Finalmente se dispuso que la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados.