A dos días de cumplirse un años del estallido social del 18 de octubre y en manifestaciones que se desarrollan en el centro de Santiago, encapuchados tiñeron de rojo la estatua del General Baquedano.

Según lo protagonistas se trata de una intervención artística y en homenaje a los caídos y caídas en el desarrollo de la revuelta.

La situación se produjo en horas de esta tarde, lo que derivó en la intervención de carabineros de Control de Orden Público (COP) mediante el uso del carro lanza aguas y el uso de lacrimógenas.

Producto de las manifestaciones se están produciendo desvíos de tránsito y la Estación del Metro Baquedano se encuentra cerrada por incidentes en la superficie.

El alcalde  de Santiago, Felipe Alessandri, manifestó que esta manifestación es un “pésimo augurio” del domingo, donde se cumple un año del estallido social.

“Que ya estemos con estas manifestaciones, que ya esté el carro lanzaguas, que ya hayan violentado el monumento de Baquedano es un muy mal augurio”, afirmó en horas de esta tarde.

La acción desató encontradas reacciones: