Se decretó la medida cautelar a 10 de los 24 detenidos que están acusados de perpetrar millonarios robos en la Región Metropolitana.

¿Qué pasó?

Este miércoles, el Noveno Juzgado de Garantía de Santiago ordenó prisión preventiva a 10 de los 22 detenidos que están imputados por formar parte de una banda dedicada a realizar millonarios robos en la región Metropolitana.

Dentro de los que quedaron con la medida cautelar más gravosa están los dos uniformados que fueron dados de baja, se trata de Gabriel Vega y Francisco Parra.

Escuchas telefónicas, las cuales reveló en exclusiva la Unidad de Investigación de BioBioChile, marcaron la caída de los dos exuniformados involucrados en esta rentable red de asaltantes.

Las medidas

Cabe mencionar que se decretó el arresto domiciliario nocturno a otros 10 detenidos; uno con arresto domiciliario total; y uno sin medidas cautelares. Esto se debe a la poca participación que habrían tenido, según la investigación del Ministerio Público.

Respecto a otros dos sujetos, porque en total eran 24, ellos ya se encontraban en prisión preventiva, por lo que fueron reformalizados.

Uno de los robos más importantes que se le imputan a esta banda, fue el que afectó a la Caja de Compensación Los Héroes, oportunidad en la que sustrajeron $923.000.000 en dinero en efectivo.

Las escuchas telefónicas

Una de las primeras conversaciones –que data de septiembr de 202-, involucra a un familiar del líder de la banda, de nombre Víctor Osses Mancilla.

En un momento, se refiere a “el Fibra”, y lo identifica como el hombre “que te corta las cámaras”.

“El Fibra es el que te corta las cámaras, está el Segurity y así vay sumando. Oye, pero esa hueá es tan turbia, porque ellos trabajan hasta con los pacos (…) Ellos le pagan a un paco turbio para que haga la pega como de distraer y que no lleguen a la solicitud de robo, cachai. Yo quedé con la boca abierta cuando entendí que habían pacos metidos, porque, suponte tú, estos sacan lo que sacan y los pacos reciben la media mascada po, solamente por ser los que cuiden que no lleguen hasta allá”, le comentó su cuñada a un amigo, cita la investigación realizada por Bío Bío.

El fiscal del caso, Sergio Soto, jefe del Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos (SACFI) Occidente, señaló que, durante las conversaciones, los miembros de la banda señalaban que “nunca los iban a detener, ya que actuaban coludidos con los funcionarios”.

La segunda escucha, data de octubre de 2020, y acá participan el segundo líder de la banda Rodrigo Troncoso, con su padre.

“El hueón (carabinero) es jefe de allá, de la comuna culiá de ahí al lado, podemos hacer lo que queramos estando con él, el huéon nos dio luz verde… Al hombre le dimos cincuenta y tantos millones, lo mismo que todos. Quedó loco cuando le pasamos la plata. Dijo: Oooh, yo pensé que no iban a hacerme la parte legal. Pero nosotros somos de palabra, somos bandios pulentos. Le gustó al paco, sabe que con nosotros va a ganar”, le comunicó Troncoso al padre.

Exuniformados: encargados de la seguridad

Durante la investigación, se detectó que los funcionarios involucrados estaban encargados de proteger los alrededores de las comunas donde se ejecutaban los ilícitos.

Estos, le habían asegurado a la banda, que mientras ellos estuvieran de servicio, no se iba a poder frustrar los robos.

De igual forma – detalla la investigación de Bio Bio -, se encargaban de avisar a la organización criminal de cualquier denuncia o alarma que pudiese alertar a las autoridades.

Durante la revisión de las cámaras de seguridad, se pudo situar a ambos policías en las cercanías de los sitios del suceso al momento de los ilícitos, a bordo de una patrulla institucional.