Congestiones vehiculares de hasta tres horas se están registrando este miércoles en las carreteras interurbanas, debido a la masiva salida de autos de Santiago. Esto pese a la solicitud de las autoridades de no salir de la Capital, en medio de jornadas desalentadores por el avance del Coronavirus.

“Van a pasar un mal rato, probablemente aguantar un taco y devolverse”, advirtió la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, al reforzar el inicio de los cordones sanitarios, pero al parecer muchos santiaguinos no se enteraron o simplemente no les intereso.

La autoridad hizo un llamado a “no salir”, advirtiendo que la fiscalización iba a ser implacable. “No intenten salir de la Región Metropolitana porque van a pasar un mal rato, porque habrá un control muy estricto, van a tener probablemente que aguantar un taco y devolverse”, advirtió.

A reglón seguido Katherine Martorell enfatizó “si las personas que lo intenten son objeto de sumarios sanitarios, pueden alcanzar multas de 50 millones de pesos, como también pueden tener penas privativas de libertad que van desde los 61 a 541 días de presidio“.

Por su parte, la Seremi Metropolitana de Salud, Paula Labra, precisó que “Solamente aquellos que cuenten con los salvoconductos pertinentes, ya sea por tratamiento médico o residencia habitual o trabajos esenciales salgan de la Región Metropolitana. Queremos hacer el llamado a que no se desplacen a los terminales, a que no salgan de la Región Metropolitana”.

Estos controles estrictos comenzaron a operar desde las 18:00 horas en toda la Región Metropolitana.