Según expertos, la cifra delictiva que involucra al sexo femenino, llegaría a un 10%. Aseguran que la participación de mujeres no es catalogada como un hecho aislado, incrementándose poco a poco.

¿Qué pasó?

Durante los últimos días, se han hecho conocidos dos delitos –una encerrona y un robo-, perpetrados por mujeres, que violentamente atacan a sus víctimas para lograr su propósito criminal.

El primero, fue un asalto bajo el método de encerrona, registrado en la comuna de Macul el sábado a las 21:00 horas, donde una madre junto a su hija esperaban a una amiga de la última, afuera de un domicilio de calle Los Olmos.

Desde un vehículo sedán descendieron dos mujeres y un hombre, amedrentando a las víctimas con armas de fuego.

Según explicó la afectada, los delincuentes le robaron su celular, percatándose además de la presencia de una mujer en la banda de asaltantes.

La madre comentó asimismo que se lanzó al suelo, debido al shock que le produjo el asalto a mano armada; mientras los antisociales le exigían que entregara las llaves del vehículo. Al hacerlo, los delincuentes huyeron en dirección desconocida.

Gracias a un video registrado por una cámara de televigilancia del lugar, se pudo apreciar como vecinos intentaron socorrer a las dos víctimas de esta encerrona registrada en Macul, aunque sin éxito.

Personal de la Policía de Investigaciones se encuentra llevando adelante las indagatorias para dar con los responsables de este ilícito.

Robo con violencia en Santiago Centro

También ejecutado por mujeres, en pleno barrio universitario, una joven que caminaba hacia un paradero de la locomoción colectiva, en las calles Manuel Rodríguez con Domeyko, fue atacada por la espalda por las delincuentes, con el propósito de sustraer sus pertenencias.

Tan brutal fue su actuar, que no cesaron en agredirla en el piso, mientras la víctima recibía todo tipo de golpes de puños y pies; hasta que unos locatarios del sector acudieron en su ayuda.

El coronel (R) Guillermo Benítez opinó al respecto: “Al principio la mujer era la que provocaba más la distracción, para que otras personas efectuaran el robo. Hoy día vemos que ellas mismas lo están realizando y se están incluyendo en otro tipo de robos bastantes violentos como son las encerronas”.