A disposición de la Justicia quedó un antisocial que fue sorprendido por carabineros de la 66ª Comisaría Bajos de Mena, manipulando una poderosa arma de fuego, con su correspondiente munición.

El procedimiento policial se comenzó a desarrollar a consecuencia de denuncias de vecinos que informaban de la presencia de dos sujetos que manipulaban al menos un arma de fuego en la vía pública.

Alrededor  las 01:00 horas carabineros que efectuaban patrullajes preventivos por el sector acudieron al lugar ubicado frente al N° 1000 de pasaje Estación Quilacolla, verificando que había dos hombres jóvenes, uno de los cuales manipulaba un arma de puño.

Al acercarse los uniformados los sujetos comenzaron a huir, pero no se les perdió de vista y finalmente fueron detenidos, momento en el que se recuperó una pistola marca Glock, modelo 21, calibre .45.

La pistola tenía un cargador extendido con capacidad de 25 tiros, con 22 cartuchos sin percutar. Se informó que mantenía un número de serie, pero no presentaba registro de inscripción en el sistema.

Además, los detenidos también se enfrentan a una infracción al artículo 318 del Código Sanitario, ya que fueron detenidos en horario de queda.

Uno de ellos identificado como Kevin Brian Araneda Pérez, de 22 años, fue formalizado por infracción a la Ley de Control de Armas, quedando con la medida cautelar de prisión preventiva y con ingreso al recinto penal de calle Irarrázaval de esta comuna.