El hecho ocurrió en medio de un partido de fútbol en que padre e hijo fueron agredidos.

La noche de este lunes falleció el subprefecto de la PDI, Ariel Villarroel Morales, perteneciente a la dotación Biro Calama. El funcionario se encontraba internado desde el fin de semana en el Hospital de Carabineros con muerte cerebral.

La tragedia se desencadenó en la madrugada del pasado domingo en el sector de canchas del Campus Quimey, a un costado de Villa Las Alamedas. El incidente tuvo su origen cuando el hijo del subprefecto participaba en un partido de fútbol en dicho lugar.

Durante el encuentro, el hijo del afectado se vio envuelto en una pelea con integrantes del equipo contrario, momento en el que llamó a su padre en busca de ayuda. A pesar de los intentos del funcionario de la PDI por calmar la tensa situación, él y su hijo fueron agredidos por una docena de personas.

Tras el violento ataque, el subprefecto fue trasladado inicialmente al Hospital Parroquial de San Bernardo con un traumatismo craneoencefálico grave. Debido a la gravedad de sus lesiones, fue posteriormente derivado al Hospital Dipreca, donde se confirmó su muerte cerebral.

Se espera que este miércoles, los cinco presuntos agresores sean formalizados por homicidio, luego de que hoy se ampliara el plazo de detención. El subprefecto, a pesar de pertenecer a la dotación de Calama de la PDI, se encontraba de licencia médica en Santiago en los últimos días.