La leche, ese blanquecino líquido que producen las mamás cuando se embarazan, que para muchos podría resultar cotidiano y de libre disposición, es para muchos niños recién nacidos un bien preciado y de difícil acceso. Para los prematuros extremos, la diferencia entre la vida y la muerte.  Por ello, la labor que desde hace 4 años realiza el Banco de Leche del Hospital Dr. Sótero del Río es tan relevante.

Al ser el único de Chile, el Banco tiene como propósito la recolección de leche de madres donantes que va en directo beneficio de bebés prematuros hospitalizados en este recinto asistencial, que requieren de una cuota diaria de este vital alimento.

Lograr la continuidad en la alimentación de los prematuritos -como se les llama tiernamente- es una tarea laboriosa que requiere estar constantemente en campaña para captar a nuevas madres donadoras. Para ello, el equipo del Banco de Leche está utilizando intensamente las redes sociales (Facebook e Instagram) para difundir la iniciativa entre la comunidad.

“Lo que hicimos fue contactarnos con asesoras de lactancia, grupos que ayudan y apoyan la lactancia materna, pediatras, gente del área de la salud, de las comunicaciones desde Diana Bolocco hasta Leonardo Farkas, y las personas comenzaron a compartir nuestras historias. Por eso, en menos de una semana pasamos de 100 seguidores a 2.500 en Instagram”, explica la matrona y coordinadora del ingreso de donantes al Banco de Leche, Graciela Lavanderos.

Afortunadamente la respuesta ha sido positiva, ya que la demanda de leche ha aumentado significativamente comparado con veranos anteriores. “Generalmente en el verano no tenemos tanta demanda de prematuros, pero este año tenemos las salas llenas de prematuros extremos, aproximadamente unos 15. Tenemos niños desde los 500 grs. hacia arriba”, precisa Lavanderos.

En este momento el Banco de Leche cuenta con un total de 35 mamás activas, que permiten cubrir el consumo diario de los prematuros hospitalizados, que corresponde a 16 mamaderas diarias de 150 cc. Debido a la demanda, el dispositivo ha tenido que redoblar su trabajo de pasteurización, pasando de dos a cuatro veces semanales.

Una de las donantes que conoció por redes sociales de la iniciativa es Escarlet Muñoz Tapia de 22 años, mamá de la pequeña y saludable Isidora. La joven no dudó en escribir a bancodelechesotero@gmail.com para agendar la hora de su entrevista e iniciar su proceso como donante.

“Me enteré por redes sociales de la existencia del Banco de Leche, vía Instagram, a través de un grupo de lactancia en el que participo. Vivo en la misma comuna, entonces no me complicaba venir a la entrevista”, señala Escarlet Muñoz, que agrega “Digo sí a la donación porque la leche materna es el mejor alimento que se le puede dar a un bebé. Mi hija está bien de peso, sanita; además tengo harta leche, entonces si puedo ayudar, lo voy a hacer”.

Diferente es el caso de Valentina Donoso, que tiene a su hijo Esteban hospitalizado, razón por la que pasa largas horas en el recinto, varias de ellas extrayéndose leche para la alimentación nocturna de su bebé. Sin embargo, la cantidad de leche que esta mamita produce es mayor a la que Esteban consume, por lo que las matronas la invitaron a colaborar con el Banco de Leche.

“Dono porque tengo mucha leche, me echaron el ojo desde que llegué. Yo veo a tantas mamitas que sufren por no tener leche, entonces no tiene nada de malo donar leche a esos niños”, explica Valentina, que recuerda que con su hija anterior sufrió mucho porque no le salía leche para alimentarla.

En este sentido, Valentina Donoso realiza un llamado a las mamás que están amamantando con normalidad y cumplen con los requisitos a ser generosas. “La invitación es que si tienen leche que la donen, porque de verdad hay tantos niños que la necesitan, que el que no se puedan alimentar con leche materna es como un pecado. Es gratificante hacerlo porque la leche materna es la leche materna”, sentencia la mujer.

Para ser donante, las mamás deben escribir un correo electrónico a bancodelechesotero@gmail.com, tras lo que se agendará una entrevista con la matrona, se le tomarán exámenes médicos (VIH y VDRL) para verificar su estado de salud, y se coordinará el retiro de la leche en su domicilio particular de manera semanal y/o quincenal.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA DONACIÓN DE LECHE

-¿Cómo puedo ser donante?

Toda mujer sana puede donar su leche de forma voluntaria siempre y cuando no interfiera en la óptima nutrición de su hijo. Se debe contactar directamente al Banco de Leche Materna del Complejo Asistencial escribiendo bancodelechesotero@gmail.com

-¿Qué requisitos debo cumplir?

-Ser una mujer sana

-Con nutrición normal o con sobrepeso

-Sin consumo de alcohol, tabaco, drogas o medicamentos.

-Debe aprobar una encuesta de hábitos y realizarse exámenes de sangre.

¿Existen riesgos para donar leche?

No existe ningún riesgo para la madre donante, pero debe asegurarse que su hijo reciba toda la leche que necesita, por lo que debe asistir a sus controles de salud y mantener un adecuado estado nutricional.

-¿Quién pueden recibir leche donada?

-Prematuros de menos de 1500 grs. y/o menores de 32 semanas de edad gestacional.

-Hospitalizados en el Servicio de Neonatología del Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río.

-Con indicación médica de alimentación con leche materna.

-Con consentimiento firmado por su madre o padre para su administración.