La iniciativa contempla un catálogo de delitos graves y violentos para los cuales se aplicaría esta medida, considerando la gravedad del ilícito y la reincidencia.

El senador Pedro Araya (ind-PPD) presentó una propuesta de reforma que busca modificar la actual Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (RPA), con el objetivo de “tratar como adultos” a jóvenes infractores de la ley penal desde los 16 años. La iniciativa contempla un catálogo de delitos graves y violentos para los cuales se aplicaría esta medida, considerando la gravedad del ilícito y la reincidencia.

La propuesta surge en el contexto de la creciente preocupación por la seguridad en el país, marcado por un aumento de delitos violentos. Araya señaló que la norma actual, en vigencia por casi 20 años, debe actualizarse para abordar de manera más efectiva el problema de la delincuencia juvenil.

“Este proyecto de ley busca, en términos simples, atacar el problema de los ‘soldados’ y los ‘portonazos’ cometidos por menores de 18 años, entregando a este infractor de ley el mensaje de que ahora ya no te sale gratis”, afirmó el senador.

La propuesta plantea rebajar la edad de imputabilidad penal de ciertos delitos graves y violentos de 18 a 16 años, estableciendo un catálogo cerrado de delitos. Se busca distinguir entre jóvenes tratados como adultos y aquellos que seguirán bajo la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente.

Ante la crisis de seguridad, el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, reiteró su preocupación por la “pandemia” de delitos violentos en el país, llamando a implementar medidas con sentido de urgencia y fiscalización.

La propuesta de reforma será debatida en el contexto de un escenario donde la seguridad pública se ha convertido en un tema prioritario para la ciudadanía.