El trágico incidente ocurrió en Colchane, Región de Tarapacá.

Durante esta jornada, un migrante venezolano falleció en el bofedal chileno de Pisiga Carpa, ubicado en la comuna de Colchane, Región de Tarapacá, aproximadamente a dos kilómetros al sur de la frontera con Bolivia.

El hallazgo ocurrió alrededor de las 11:00 horas, cuando Carabineros alertó al consultorio de salud rural de Colchane. Al llegar al lugar, los servicios médicos constataron la muerte de Roger Ramiro Marín Duno, de 63 años, marcando la segunda pérdida de vida en la zona en lo que va del año, en el contexto de la crisis migratoria que enfrenta la región.

El migrante venezolano ingresó al país sin ser detectado por los puestos de observación fronteriza, a pesar de los esfuerzos del Gobierno por reforzar la vigilancia con tecnología de punta para prevenir ingresos irregulares desde Bolivia.

El alcalde de Colchane, Javier García Choque, expresó su pesar por este nuevo deceso y señaló que, a pesar de las medidas implementadas, los ingresos irregulares persisten. “Mientras Bolivia no se allane a aceptar la reconducción de los migrantes irregulares, hechos como estos seguirán lamentablemente, ocurriendo”, puntualizó la autoridad local.

Las circunstancias exactas de la muerte de Roger Ramiro Marín Duno están siendo investigadas por las autoridades en medio de la preocupación por la situación migratoria en la zona.