Según la falsa vidente, Víctor Daza habría estado “cargado”, por esto le exigió siete millones de pesos, para conseguir la “purificación de su cuerpo”.

¿Los hechos?

Un hombre de 55 años, trabajador, proveniente del sur de Chile, es Víctor. El pasado 17 de enero vio como todos sus ahorros se evaporaban, al ser estafado con gran parte de su finiquito, recibido por casi 10 años de actividad laboral.

Se sentía mal de salud, y en una ocasión iba caminando por las cercanías del mall Tobalaba, cuando nota un letrero de una tarotista, donde aparecía su número de teléfono; no dudó en contactarla y programar una cita.

Fue ahí donde la mujer, supuestamente de nombre Sofía –a quien Víctor la describe como “joven, menor de 40 años, de estatura media”-, le comentó que debía hacerse una limpieza profunda, por lo cual cobró 200.000 para dos sesiones.

¿Cuánto le pidió?

En una tercera oportunidad, la estafadora le solicitó siete millones de pesos y para terminar el ritual en el cementerio El Prado; fue ahí donde con distintos objetos llevaron a cabo el rito. Pero tal fue la sorpresa para Víctor, cuando la mujer le pidió el dinero, con el propósito de enterrarlo, para acabar con el “supuesto mal”.

Este humilde trabajador tenía planes de irse a vivir al sur con sus padres –quienes son adultos mayores-, para cuidarlos. Su idea con el dinero era invertir en un auto para trabajarlo en la zona, lamentablemente sus planes se vieron truncados. “Ha sido un calvario toda la situación, en vez de sentirme bien estoy a punto de volverme loco”, señaló el afectado.

“Pensé que a lo mejor ella me podía ayudar, pero me estafó con mi finiquito que obtuve tras haber trabajado unos años en el Líder Cordillera. El monto que ella recibió fue de siete millones. Ella nunca más la he vuelto a ver”, contó Víctor, quien quería utilizar el dinero para irse a vivir al sur a cuidar a sus padres.

La denuncia fue presentada a Fiscalía, quien quedó a cargo de la investigación. De la mujer aún no se obtienen pistas de paradero.