La patóloga maxilofacial del Hospital Sótero del Río se refiere a cómo prevenir y qué recomendaciones seguir en caso de presentar esta enfermedad, tan desconocida por parte de la población.

Se denomina cáncer oral al que afecta a cualquier parte de la cavidad oral, ya sea labios, lengua, encías, paladar o revestimientos internos. Además de dejar secuelas funcionales, estéticas y sicológicas, este tipo de cáncer tiene altos índices de mortalidad, debido a que cerca del 80% son diagnosticados en etapas avanzadas (III y IV).

En Chile existen reportes con una supervivencia de un 48.3% a los dos años y de un 33,9% a los cinco. Es por este motivo, en que la Semana de prevención del cáncer oral (4 al 7 de diciembre) se busca concientizar a la población sobre esta enfermedad.

“El principal problema es que la gente desconoce este tipo de cáncer en general, y la mayoría de quienes llegan con cáncer oral y orofaríngeo, nunca habían escuchado hablar del tema, por lo que no tuvieron ninguna posibilidad de prevenirlo. Es una sorpresa para las personas que lo padecen, pero el cáncer oral forma parte de los 10 tipos de cánceres más comunes en la población chilena. Todos esto constituye un gran desafío para los profesionales de la salud”, indica a PALD la Dra. Verónica Palacios, patóloga maxilofacial del Hospital Sótero del Rio.

SÍNTOMAS Y EDAD PROMEDIO DE APARICIÓN

-¿A qué síntomas se debe estar atento?

-Lo primero, como signos, encontrar en la mucosa oral, en los labios, la lengua, el paladar, un cambio de color. Lo normal es que todas estas mucosas sean de color rosado, pero cuando se encuentra una mancha blanca, roja o una mezcla de ambos, es un probable desorden potencialmente maligno, y significa que puede haber un inicio de cáncer. Lo ideal sería encontrarlo ahí, en esta etapa, no cuando se convierte en un gran tumor ulcerado o en una úlcera profunda, con un diagnóstico tardío, y con la enfermedad avanzada. 

Si este tipo de cáncer afecta la lengua, va a dificultar la capacidad de habla del paciente, de comunicarse, de comer, de besar, etc., por lo que se produce una alteración importante en la calidad de vida de las personas.

-El cáncer oral, ¿puede aparecer a cualquier edad? ¿A quien afecta más, a hombres o a mujeres?

-En general es una enfermedad que en promedio aparece después de los 50 años, siendo todavía más común en los hombres, por su historial de fumadores y bebedores, pero esa tendencia está cambiando, puesto que cada vez hay más mujeres que lo presenten, y en los últimos 5 años, también ha sido detectado en personas jóvenes.

-¿Qué motivos hay detrás de eso?

-Se debe a la mayor participación del virus del papiloma humano, en las cepas asociadas a cáncer, como la cepa 16, 18, relacionadas al desarrollo de cáncer cérvicouterino, de la región genital: por lo tanto, está relacionado a prácticas sexuales, a sexo oral. Hay una tendencia a esta práctica sexual, sin protección.

FACTORES DE RIESGO Y AUTOEXAMEN

-¿Cuáles son las conductas o hábitos que propician la aparición del cáncer oral?

-Los principales, son el consumo del cigarro y tabaco en general, y el abuso del alcohol. En tercer lugar, la mala higiene y condiciones de salud bucal. Además, hay que sumar a todo esto, que la gente va poco el dentista, puesto que el profesional, al examinarlo, inmediatamente notaria síntomas. Por este motivo es que el paciente que llega con cáncer bucal viene con dientes en mal estado, encías inflamadas, etc., Y, en cuarto lugar, el cáncer orofaríngeo, se asocia al virus papiloma humano, como se explicó anteriormente.

-Se habla mucho de la importancia del autoexamen. ¿Cómo debe realizarse?

-Se puede hacer tranquilamente en la casa, haciendo, por ejemplo, un sondeo bucal en el lavado de dientes, mirándose en el espejo, sacando la lengua, y moverla en todas las direcciones, revisando todas las superficies, mirar la garganta, tocarse los labios, la cara interna de las mejillas, así como la parte de debajo de la lengua, el “piso de la boca”. Todo esto puede tomar tan solo 1 minuto.

ALIMENTACIÓN Y TRATAMIENTO

-¿Qué tipo de alimentos ayudan en su prevención?

-Para el cáncer oral y orofaríngeo sabemos que el consumo de frutas y verduras frescas son una fuente importante de vitaminas, que nos protegen bastante, vitaminas antioxidantes, la E, o la D, que previene muchas enfermedades. En el caso particular de a boca, el consumas de vitamina A es un gran agente protector, que se encuentra en hojas verdes y la zanahoria, por ejemplo. Los suplementos también son una buena alternativa.

-¿Qué tipo de tratamientos existen cuando el cáncer oral está avanzado?

-El tratamiento más comuna se llama “carcinoma oral de células escamosas”, tiene que ser resecado quirúrgicamente, es decir, hay que operar y extirparlo, y dependiendo de eso, de cómo esté diseminado, la mayor parte de los pacientes requieren tratamientos de radioterapia en cabeza y cuello, o de quimioterapia. La cirugía en sí es muy mutiladora, pues puede derivar en el corte de un pedazo de lengua, con todas las complicaciones que esto conlleva.

Otro dato a considerar es que, tras la radioterapia, el paciente queda con menos saliva en la boca y eso es un problema, lo que deriva en problemas de alimentación, ya que el “bolo alimenticio” (trituración del alimento por los molares mediante el proceso de masticación, al que se añade la insalivación,) se forma con saliva, lo que implicaría para la persona cambios en su dieta.

-Finalizando, ¿desea enviar un mensaje a los vecinos en relación a este tema?

-Decirles que nuestros colegas en los consultorios están desde hace tiempo muy atentos al diagnóstico precoz, ésa es la clave para prevenir el cáncer oral. Tienen sus puertas abiertas a toda persona que presente lesiones sospechosas.

Un dato importante, es que este tipo de atenciones se toman como urgencia, y siempre hay hora disponibles. En caso de presentar síntomas, se remiten a la atención secundaria, para que nosotros veamos el caso de forma prioritaria, sin demora, haciendo los análisis para saber si padece de cáncer oral, y así, recibir el el tratamiento por el equipo de oncólogos del hospital.