Se incautaron 107 kilos de cannabis sativa, con un valor estimado de $535.950.000.

En una operación denominada “Quebrada Seca”, la Policía de Investigaciones (PDI) logró la detención de una banda dedicada al tráfico de drogas, la cual operaba desde el norte del país con destino a la capital.

La PDI informó que cinco individuos, dos chilenos, dos bolivianos y un colombiano, fueron capturados en las últimas horas en relación con esta operación. En su poder, se incautaron 107 kilos de cannabis sativa, con un valor estimado de $535.950.000.

La banda utilizaba pasos no habilitados en la región de Antofagasta para introducir la droga al país. Posteriormente, la trasladaban a Calama y desde allí la enviaban a la capital en dos vehículos, uno de los cuales actuaba como “punta de lanza” para eludir posibles controles policiales.

El subprefecto Julio González, de la Brigada Antinarcóticos (Briant) Metropolitana, detalló que la intención de los narcotraficantes era comercializar la droga durante las festividades de fin de año.

Como resultado del operativo, se recuperaron dos vehículos, teléfonos celulares, una pistola a fogueo modificada, un cargador y munición a fogueo. Además, se encontraron sustancias destinadas a aumentar el volumen de la droga incautada.

El vocero de la Fiscalía Centro Norte, Roberto Alarcón, anunció que se solicitará la prisión preventiva para los detenidos, quienes enfrentarán cargos relacionados con tráfico de drogas y otros delitos asociados.