Foto: Pald.

La sugerencia del alcalde Carlos Cuadrado genera debate entre autoridades municipales sobre la eficacia de la medida en medio de la crisis de seguridad.

En medio de la creciente preocupación por la seguridad ciudadana en Chile, el alcalde de Huechuraba, Carlos Cuadrado, propuso una medida controvertida: la subdivisión de comunas de gran tamaño como Puente Alto, San Bernardo, La Florida y Maipú en unidades territoriales más reducidas.

La idea, según Cuadrado, permitiría una administración más efectiva por parte del Estado y las fuerzas policiales al aplicar estrategias de seguridad en áreas más pequeñas y manejables.

La propuesta generó reacciones encontradas entre las autoridades municipales. El alcalde de Puente Alto, Germán Codina, en entrevista con CNN Chile, expresó su escepticismo ante la idea, argumentando que las cifras demuestran que el tamaño de una comuna no necesariamente influye en los índices de delincuencia.

“Creo que debemos ser sumamente serios a la hora de generar alternativas. Si el razonamiento fuera efectivo, ello implicaría que todas las comunas de menor población tendrían menores cifras de homicidios. Por ejemplo, la tasa de homicidios en Huechuraba supera a la de Maipú, Puente Alto, La Florida, siendo que es una comuna que tiene casi 100 mil habitantes”, dijo Codina.

Por otra parte, el edil señaló que la propuesta “va en el sentido equivocado”. Al respecto indicó que “se comete tácitamente el error de adjudicarle a los municipios responsabilidades en la persecución de la delincuencia, cuando sabemos que son facultades que radican principalmente en el Ministerio del Interior”.

En tanto, valoró los esfuerzos que dio a conocer el subsecretario de la cartera de Interior, Manuel Monsalve, en patrullajes en zonas de alta concurrencia de personas como una contribución significativa para abordar la inseguridad.

No obstante, Germán Codina reconoció la importancia de las actividades de prevención social llevadas a cabo por los municipios y destacó la necesidad de políticas públicas que se adapten a la “escala humana”.