La primera persona en ser inoculada en Chile hace un llamado a vacunarse contra el Covid-19 y a ser consciente de nuestras acciones. “He visto gente morir por este virus, y eso es muy fuerte”, sostiene.

El 24 de diciembre, Zulema Riquelme (46), técnico paramédico de la Unidad de Paciente Crítico Adulto (UPC) del Hospital Sótero del Río en Puente Alto, se transformó en la primera persona en ser vacunada en Chile y Latinoamérica contra el COVID-19.

El proceso de inmunización comenzó ese mismo día en el Hospital Metropolitano, luego de que durante la mañana llegara al país el primer cargamento con 10 mil dosis del anticuerpo elaborado por Pfizer: fue así como en el día 297 de pandemia en Chile, el nombre de Zulema se convirtió en un hito de la lucha contra el coronavirus en nuestro país.

“Llevo 26 años trabajando en el Sótero. Llegué a hacer mi práctica, luego reemplazos, ¡y de acá no me he ido!”,señala Riquelme en conversación con PALD, ya a poco  más de tres meses de ser  inoculada, día en que se convirtió en noticia a nivel nacional e internacional. “La vacuna fue un regalo de Navidad adelantado la verdad”, agrega.

ROSTRO OFICIAL

– ¿Fue muy inesperada la noticia que serías la primera persona en ser vacunada en Chile? ¿Cómo te lo comunicaron?

-Mi jefatura directa me contactó y me dijeron que  me habían elegido para ser el rostro oficial de la vacuna Pfizer, y yo pensé que era algo así como una sesión de fotos y que iba a salir  en publicidades, ¡no me imaginé la cobertura luego iba a tener! Al principio no me gustó mucho la idea, me daba vergüenza, les dije que eligieran a una persona más joven o más bonita (risas),  pero me dijeron que buscaban a alguien que llevase años trabajando y con experiencia.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: