Carabineros y el Ministerio Público investigan las circunstancias en que un grupo de desconocidos atacó con elementos incendiarios dependencias de la 66ª Comisaría Bajos de Mena.

Los hechos ocurrieron pasada la medianoche, en circunstancias que un grupo  de 30 desconocidos se dirigieron a la unidad policial para atacar con artefactos incendiaros la unidad policial, lo que derivó en un amago de incendio en el sector de la guardia.

Los antecedentes del ataque fueron confirmados por la teniente Carolina Rosales, oficial de ronda de la Prefectura Cordillera, la que precisó  que “alrededor de las 12:15 de la noche, la 66a. Comisaría de Bajos de Mena sufre un ataque al cuartel, en el cual alrededor de 30 antisociales proceden a atacar el frontis, lanzando alrededor de 30 elementos incendiarios, más conocidos como bombas molotov, en contra del personal policial que se mantenía en el frontis”, y “continúan con el lanzamiento de objetos contundentes”, precisó.

A consecuencia de lo anterior no se informó de personas lesionadas y tampoco hubo detenidos. En este contexto,  la oficial de carabineros puntualizó  que “este ataque no es solo un atentado contra Carabineros, sino que en contra de la ciudadanía, que se dirige en forma constante (a la comisaría) a realizar sus denuncias de los delitos en los cuales han sido víctimas”.