Un prolongado período en Walmart para luego emprender

672

El 3 de mayo del año pasado, Mauricio Torres Peña comenzaba un nuevo desafío en su vida, un emprendimiento relacionado con alimento y accesorios para mascotas.

Nuestro personaje de la semana es un hombre de 42 años de edad, dog lover, trabajador y de esas personas que se saben reinventar. Trabajó durante 15 años en la empresa Wallmart, comenzando tímidamente como cajero, pasando por vendedor, reponedor y llegando a ocupar el cargo de Jefatura Zonal, recordó: “Tuve a cargo personas que trabajaban conmigo”.

Debido a la pandemia, que indudablemente ha originado una crisis económica mundial, Mauricio fue uno más de los perjudicados, ya que él y alrededor de 200 personas, fueron desvinculadas de la compañía, según comenta “por una automatización de procesos, algo así, pero ya es historia”.

El ahora emprendedor, cuenta relativo a cómo nació su nueva actividad, que lo hizo por hobbie, efectuó capacitaciones en el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE), recuerda: Cuando trabajaba en Wallmart lo hacía de lunes a viernes en oficina, a veces viajaba para supervisar locales fuera de Santiago. Pero cuando vino el estallido y luego la pandemia, esos viajes ya terminaron, “entonces me quedé en la oficina, un día empecé a instruirme y a realizar cursos por Internet, hasta que gracias a que colaboro en una organización no gubernamental, reforcé mi amor hacia los animales, puesto que junto a otros miembros, buscaban mascotas abandonadas, para darles alimentación y cuidados”. Eso también definió el rubro de su negocio.

Confiesa tener en su casa cuatro perros, siendo uno de ellos la inspiración para el nombre de su tienda Tomy, un poodle de tres años el cual describe como “el regalón, amo y señor de la casa y mi modelo cuando empecé a desarrollarme en ésto”.

PRIMERA MÁQUINA

Debido a la pandemia y factores personales que le impidieron continuar su carrera de ingeniería en administración de empresas, Mauricio se decidió a comprar su primera máquina para realizar grabados en accesorios de mascotas. “Es una máquina marcadora láser que graba artículos en metal; con ésta hago las placas de identificación”.

Así, de a poco, fue investigando lugares estratégicos para ofrecer su producto, buscó en ferias artesanales y ferias libres. Respecto de esto, agregó: “Esa idea no la pude lograr, porque la máquina es grande, imposible trasladarla a estos espacios, entonces la llevé a mi casa, se quedó ahí y armé mi taller”.

“Luego me compré la otra que tenía funciones mejoradas y así fui creciendo. Entonces se me ocurrió hacer arnés personalizados y fue el boom en la pandemia”.

Cabe decir que las redes sociales fueron un apoyo fundamental en un principio, porque de esa manera expuso sus artículos  y gracias esta gran herramienta virtual, se fue masificando y obteniendo mayor número de seguidores, específicamente en Instagram, cuya cuenta es @accesoriosygrabadostomy.

“La gente me empezó a conocer a través del boca a boca y llegó un punto de tener mucha clientela, después de mi trabajo en Wallmart me dedicaba a ésto y estaba siendo muy exitoso con lo de las mascotas, así compré otra máquina”.

El 4 de enero de 2021 lo desvincularon y tras una breve reflexión, surgió su emprendimiento, en el que según explica Mauricio, un amigo envió el dato de locales comerciales, el que fue escogido finalmente uno del edificio Núcleo de la comuna; para lo que desconocen este lugar, la dirección es calle Balmaceda 489 y el número del local de mascotas es el 42.

“No lo dudé, vine y hablé con la administración del edificio, evaluamos los términos de condiciones, hice los trámites y resultó bien”, recordó. También manifiesta que existía cierto temor, porque emprender es complejo, pero finalmente es el costo de independizarse.

Para la gente que aún no conoce este comercio de mascotas, el emprendedor y su llamado a visitarlo: “Los invito a todos, funcionamos de lunes a sábado; tenemos alimento tradicional y premium, accesorios, placas de identificación y muchos artículos más”.