“Habemos muchas personas de derecha que con el programa actual que tiene Kast, si no tiene una modificación profunda, no vamos a estar dispuesto a apoyarlo”.  Con esta frase el alcalde la comuna de Puente Alto, Germán Codina, puso en duda un eventual apoyo en segunda vuelta al candidato del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, el próximo 19 de diciembre.

La reflexión la efectuó el edil comunal en entrevista  con el ciudadano ADN, añadiendo que “Creo que estamos frente a un punto de inflexión donde hay temas que son cruciales” y añadió que “evidentemente ambos candidatos, tanto Boric como Kast, tienen que saber copar el espacio político ciudadano en ámbitos que no son los más proclives”.

El jefe comunal indicó además que En el caso de Boric, ayer uno escuchaba el discurso y veía que puso dentro de los temas los que han sido el pilar fundamental de Kast, en cuanto al orden, al narcotráfico. Por otro lado, en el de Kast, debe haber una apertura importante y si se queda en el mismo discurso de la primera vuelta, obviamente no le podría ir bien en la segunda”.

El alcalde Codina, de todos modos, fue claro en decir que no apoyará al candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric. “Yo creo que el gran talón de Aquiles de Boric, es la alianza que tiene con el Partido Comunista. Por ningún motivo voy a apoyar a Boric. Sin embargo creo que uno tiene que tener apertura y escuchar a la ciudadanía y cambios profundos que hace años venimos diciendo”.

Al ser consultado por el crecimiento de Franco Parisi, que alcanzó el tercer lugar en la primera vuelta presidencial, Germán Codina indicó al medio radial “yo al menos creo que estamos frente a muestras del pragmatismo del ciudadano. De alguna manera algunos piensan que la moralidad, lo bueno lo malo, pudieran determinar los votos (…) Creo que hay que salir de los nichos habituales de creer que la política solo decide que quienes están en políticas deben tener altos estándares éticos”.

Y finalmente remató diciendo: “Para un grupo de la población importante esos estándares éticos no son tan importantes. Lo cual me preocupa mucho, porque hay que cuidar mucho la función pública y resguardarse de personas que estén en conflicto con la ley”.