La ilegítima actividad donde están involucrados sargentos, cabos y gendarmes, será investigada por Fiscalía.

¿Qué pasó?

Un insólito recreo se tomaron funcionarios de gendarmería en el recinto carcelario Santiago 1, donde predominó el consumo de alcohol y música a alto volumen. Tras una revisión del lugar se encontraron 83 latas de cerveza, ocho botellas de whisky, cinco botellas de vino, una botella de tequila, un envoltorio con droga y parlantes.

 La fiesta se llevó a cabo la noche del martes en dicho penal, la que incluyó un asado a la parrilla, drogas, alcohol y música. Será investigada por la Fiscalía luego que autoridades de la institución descubrieran el hecho.

Dentro de los involucrados hay dos sargentos segundo, un cabo primero, un cabo, cuatro gendarmes primero y tres gendarmes segundo.

¿Cómo salió a la luz?

Fue una ronda en conjunto entre autoridades de la institución y del penal, lo que originó el descubrimiento, puesto que durante el recorrido, llegaron hasta el sector denominado “casas fiscales”, donde los funcionarios desarrollaban la mencionada fiesta en el patio del lugar con música, un asado, alcohol y drogas, los que hicieron abandono al ver la presencia del mando de la institución.

Dentro de la misma revisión, también se encontró un envoltorio plástico con polvos de color calipso, que tras una prueba de campo, se determinó que correspondía a ketamina, un anestésico veterinario que se utiliza como droga en personas para producir alucinaciones y alteración de ánimo.

Tras dicha revisión, todos los antecedentes fueron puestos a disposición del Ministerio Público para establecer responsabilidades.