El presidente del Club de Leones Puente Alto se refiere al complejo momento que atraviesan como institución en plena crisis sanitaria, en la que no han bajado los brazos pese a las dificultades.

Los Leones servimos. Eso es lo que hacemos. Si bien la pandemia del coronavirus (COVID-19) ha cambiado la manera en que servimos ahora, no ha cambiado quiénes somos. Todos los días, Leones y Leonas de todo el mundo encuentran formas de continuar su compañerismo y servir de manera segura en sus comunidades”: este es el mensaje que se puede leer al ingresar a la web del Club de Leones Internacional, explicando de qué forma la crisis sanitaria impactó a nivel global a la institución.

En Puente Alto, el Club de Leones si bien ha visto mermadas sus actividades, aún continúa entregando sus servicios a la comunidad, sabiendo que en estos difíciles tiempos no pueden bajar los brazos con todo lo que está sucediendo.

Sergio Villagrán, presidente del Club de Leones Puente Alto en conversación con PALD, cuenta cómo ha afectado la pandemia a la entidad, a sus socios y a su diario quehacer, cuyo componente presencial es vital.

ATENCIONES Y AYUDA A LA COMUNIDAD

-¿Recuerda cuándo fue la última reunión presencial del Club de Leones?

-Fue allá por principios de marzo del 2020. Después de aquella junta, nos hemos reunido  vía zoom, debido al momento crítico que aún estamos atravesando, de pandemia. Tuvimos que tomar algunas resoluciones para poder  trabajar de forma diferente. Las  reuniones de directivas las hacemos de forma remota todas las semanas, en las cuales vamos viendo que podremos hacer los días siguientes dependiendo de qué medidas adopten las autoridades sanitarias.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: