Con un hombre de 32 años muerto a golpes y puñaladas,  y seis detenidos dejó una riña que se registró al surponiente de la comuna, en la villa Volcán San José III, a escasas cuadras de la 66ª Comisaría de Bajos de Mena, lo que permitió la pronta detención de los involucrados en el conflicto callejero.

Todo quedó al descubierto cuando vecinos acudieron a la guardia de la 66ª Comisaría porque se estaba produciendo una riña en la intersección de Estación San Alfonso con Estación La Obra.

Al acudir al lugar, se constató mediante la declaración de pobladores y testigos que se había producido en un enfrentamiento verbal y luego a golpes al interior de una carpa ubicada en el patio común de los blocks de departamentos del sector.

En ese incidente había resultado herido de muerte Luis Eugenio González Rojas, de 32 años, el que recibió al menos cuatro puñaladas en distintas partes del cuerpo. Fue trasladado al consultorio Raúl Silva Henríquez, en la misma villa, centro de salud al que ingresó fallecido.

Con lesiones y en riesgo vital ingresó a la urgencia del Hospital Sótero del Río Humberto Barrera Toro, quien presentaba una herida profunda en el tórax.

Claudio Andrés Riquelme González fue sindicado por varios testigos como el presunto autor del crimen, quien se mantenía oculto en el sitio eriazo cercano. Pese a su interés de burlar la acción de la Justicia fue ubicado y detenido.

Minutos después se practicó la detención del hermano del anterior, de nombre Rodrigo Alejandro, quien acudió a la Guardia de la 66ª Comisaría, amenazando a uno de los carabineros. De igual manera se le sindicó como participante del crimen, reuniendo las características físicas y de vestimentas detalladas por testigos.

En diligencias posteriores y mientras se trabajaba en el sitio del suceso se produjo la detención de Darío Figueroa, sindicado por pobladores, quien además mantenía un arma blanca entre sus ropas, según se informó. También fueron detenidos Juan Riquelme y Carolina Riquelme.

Horas después se produjo la sexta detención correspondiendo a la de Erick Muñoz, quien presentaba una orden de aprehensión pendiente por el delito de receptación.

Una vez que los hechos quedaron en conocimiento de la Fiscalía Local de Puente Alto, se instruyó que indistintamente los detenidos debían quedar a disposición de la Justicia por los delitos de homicidio, lesiones graves, orden de aprehensión pendiente, delitos contra la salud pública y conducidos por no respetar el toque de queda.