A disposición del Juzgado de garantía quedó un joven imputado por el delito de homicidio que se produjo en el desarrollo de una riña.

Los hechos se produjeron en el pasaje Barca, de la villa Santa Ester y los primeros antecedentes surgieron cuando carabineros de la 38a. Comisaría tomaron declaración a uno de los involucrados.

Se informó al Ministerio Público que Alexander Campos B., relató a los uniformados los eventos que culminaron en el homicidio que se registraron a eso de las 09:00 horas.

Según esta versión, a la hora indicada, llegó a su casa  un hombre  mayor de edad que con un cuchillo en sus manos ingresó al antejardín de la propiedad gritando a viva voz “los voy a matar”.

Siempre según este testimonio comenzó a lanzar cortes y puñaladas a su cuerpo, por lo que tomó un palo para defenderse e intentar que el sujeto saliera de la casa.

En esas circunstancias se produce la intervención de su hermano, de nombre Fernando, quien al percatarse de lo que pasaba, provisto de un arma blanca,  le propina un puntazo al agresor en su hombro, produciéndose la salida del hombre que además se sube a un automóvil gris.

Según esta declaración, refrendada por el otro involucrado, el sujeto se pierde en dirección desconocida y se aportan características físicas y de vestimentas que fueron entregadas al personal policial.

Mientras esto se producía, se tomó conocimiento de un procedimiento en desarrollo que se gestaba el CESFAM Manuel Villaseca Puente Alto, ubicado a algunas cuadras.

Al lugar había ingresado fallecida  una persona de sexo masculino, a consecuencia de una lesión provocada con un arma blanca en su hombro, lo que era consistente con el anterior relato.

En la investigación se estableció que se trataba de Alexis Eugenio Méndez Navarrete, de 36 años, quien por declaración tomada en el recinto asistencial habría sido herido en una riña que se produjo en el pasaje Barca, produciéndose la detención de los hermanos, pero una vez que la investigación la tomó la Brigada de Homicidios, sólo Fernando quedó a disposición del Tribunal en calidad de imputado.

De la víctima fatal se informó que el año 2007 fue condenado por el delito de homicidio frustrado a cumplir tres años de presidio menor en su grado medio. La sanción impuesta fue remitida, es decir, sin cárcel efectiva.

Vecinos del sector aseguraron que la villa es muy tranquila y que es inusual el hecho policial del que fue escenario el sector habitacional ubicado al oriente de la comuna.