Aseguró que “estamos realizando gestiones para que el ISP revierta en el más breve plazo”.

Controversia total ha generado la disposición del Instituto de Salud Pública ante la exigencia de una receta para la compa de pastillas anticonceptivas, algo que está dispuesto en el Código Sanitario según el organismo “desde siempre”.

De hecho, el director del ISP, Heriberto García, afirmó a La Tercera que:  “Sabemos que hay muchas farmacias que no están siguiendo la condición de venta desde siempre, y creemos que esta es una oportunidad para ir revirtiendo un poco el asunto desde el punto de educación que hay que hacerle al paciente. Claramente aquí hay un problema donde la gente cree que los medicamentos los puede comprar sin receta y eso no es tan cierto, tiene que ver también con que la gente no va a control médico incluso antes de la pandemia”.

La Ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, reaccionó al respecto señalando que “estamos realizando gestiones para que el ISP revierta en el más breve plazo la disposición de exigir receta médica para la compra de anticonceptivos”, añadiendo que “Esta medida vulnera aún más a miles de mujeres que ya enfrentan situaciones complejas por esta pandemia”.

Mientras tanto la Agrupación de Ginecólogas dio a conocer su preocupación con relación a la dificultad en el acceso a la anticoncepción que están teniendo miles de mujeres, “tanto en el sistema público como privado, en nuestro país durante la situación sanitaria actual”.

A través de un comunicado señalaron que “hacemos un llamado a las autoridades para trabajar en facilitar el acceso a la anticoncepción desde ahora y evitar de esta manera los cientos de embarazos no deseados y que pueden producirse por la dificultad en el acceso a ésta y que, por tanto, constituyen una vulneración grave a los derechos de las mujeres“.