Una grave situación se repitió en estos días en dos centros asistenciales en los que se hizo entrega equivocada de cadáveres, con protocolo Covid-19, es decir, a urna sellada, entre otras medidas.

El primero de los casos ocurrió en el Hospital Regional de Antofagasta, luego que una funeraria retirara un cuerpo equivocado desde el habitáculo del recinto médico en el que había dos cuerpos. Uno correspondía a una ciudadana Colombiana de 46 años y el otro a un mujer de 86, mientras que el Quilpué se entregó por error un cuerpo de un hombre de 90 años.

El primer hecho fue confirmado por el centro asistencial indicando que “Como Hospital Regional lamentamos profundamente confirmar una información relacionada con el retiro equivocado de una paciente fallecida desde nuestro establecimiento”.

28 DE MARZO 2020/ANTOFAGASTA Hospital regional de la ciudad con poco flujo de personas FOTO CAMILO ALFARO/AGENCIA UNO

Y se agrega: “Por lo grave y sensible de esta situación, lo que podemos informar por ahora es lo siguiente: En horas de hoy, una funeraria llegó hasta nuestro recinto para retirar el cuerpo de una persona. Al momento de retirar la paciente fallecida, en el habitáculo destinado para tales efectos había dos cuerpos claramente identificados”.

Y se añade: “Por razones que escapan a nuestra comprensión y que será parte de la investigación, el personal de la funeraria retiró los restos mortales equivocados. Como recinto, reiteramos nuestra consternación por esta situación e informamos, además, que hemos iniciado una investigación sumaria para esclarecer todos los detalles de este lamentable hecho”, se precisó


GOBIERNO PIDE DSCULPAS

En el balance de la pandemia el subsecretario de Redes asistenciales, Arturo Zúñiga, fue consultado por esta situación, indicando que “Nuestras mayores disculpas a la familia, son ellos los que sufrieron este lamentable error, y que desde el Hospital de Antofagasta se va a realizar esta auditoría para entregar toda la información claramente a la familia, como corresponde”.

El subsecretario precisó que “He solicitado información directamente al director del Hospital de Antofagasta. He solicitado también que se inicie una auditoría para poder determinar las responsabilidades dentro, o también en relación a la funeraria que participó en esta situación”.

OTRO CASO

El otro caso se vivió en el Hospital de Quilpué en el que se entregó equivocadamente el cuerpo de un fallecido por Covid-19.

En este caso, el cuerpo entregado por error pertenecía a un hombre de 90 años quien fue trasladado desde el Hospital Gustavo Fricke y terminó falleciendo producto de una insuficiencia respiratoria.

Por este hecho, el director del recinto, Alejandro Alarcón, lamentó los hechos e informó que se instruyó “una auditoría clínica y un sumario administrativo para evaluar dónde se produjeron los errores en la aplicación del protocolo”.