Presidente Boric se reúne con ministra Siches, tras graves acusaciones al gobierno anterior relacionado con migrantes

743

¿Qué pasó?

En este momento se encuentran reunidos el jefe de Gobierno con la ministra del Interior Izkia Siches en el Palacio de La Moneda, aclarando los polémicos dichos de la mano derecha de Boric, sobre un vuelo con personas de nacionalidad venezolana, que según ella habrían retornado al país.

Origen del problema

Este miércoles, la secretaria de Estado señaló durante una exposición en la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputadas y Diputados, que “identificamos que uno de los aviones de las expulsiones que hicieron, por ejemplo, a Venezuela, retornó con las mismas personas. Y eso fue algo que nosotros no teníamos idea”.

Estas declaraciones generaron la inmediata reacción del exjefe de gabinete, Rodrigo Delgado, quien negó radicalmente las aseveraciones de la ministra, exigiendo que “transparente ahora los antecedentes concretos de su denuncia, fecha del vuelo y nómina de pasajeros que habrían vuelto a Chile”.

Disculpas públicas

Izkia Siches asumió haber incurrido en el error de emitir información incorrecta. Por lo mismo, declaró: “. Por ésto, en espíritu republicano, pido mis más sinceras disculpas a Rodrigo Delgado y su equipo”.

Oposición molesta

Diversos parlamentarios repudiaron los dichos de la ministra del Interior, principalmente los de oposición. Según fuentes extraoficiales se estaría evaluando una acusación constitucional en su contra, como otros también, solicitaron su renuncia al cargo.

Carta al Presidente

Hace pocos minutos, un grupo de cinco diputados comandados por Jorge Alessandri Vergara (UDI), enviaron una breve misiva a Boric, expresando su desaprobación a los dichos mencionados.

“Ante las graves falsedades de la Ministra emitidas además en una instancia oficial como lo es la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, rogamos a usted tomar cartas en el asunto. Quien dirige el país requiere tener la confianza del Congreso, y por cierto, que dicha declaración no aporta en nada y quiebra la sana relación que debe existir entre el Gobierno y el Congreso”, precisaron.